lunes, 7 de enero de 2013

UPyD pide explicar la contratación de personas cercanas al PP como directivos de Paradores

MADRID.- La líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha registrado una batería de preguntas en el Congreso pidiendo al Gobierno explicaciones por la contratación de personas cercanas al PP, "cuando no familiares", como directivos de Paradores.

   En concreto, Díez quiere saber los criterios profesionales que ha utilizado el Ejecutivo para seleccionar a las personas nombradas como altos cargos de Paradores y la experiencia turística que las mismas tienen.
   Y es que, según consta en el texto, el Gobierno de Mariano Rajoy habría nombrado a Ángeles Alarcó, exmujer de Rodrigo Rato como presidenta de la sociedad estatal de Paradores de Turismo.
   Pero, además, entre los contratados también se encuentran Juan José Zaballa, antiguamente expresidente de la sociedad estatal Cofides para el fomento de inversiones en el exterior de empresas españolas durante el primer Gobierno de José María Aznar, y quien en la actualidad ocupa el cargo de director general de Paradores.
   La lista la completan Rafael Lemes, quien fuera consejero de Juventud y Nuevas Tecnologías del Cabildo de Gran Canaria durante el Gobierno de José Manuel Soria; Teresa Cervera, hermana del hasta hace poco diputado del PP por Navarra Santiago Cervera, o Ramón Ongil, hermano de la senadora 'popular' Gádor Ongil, entre otros.

   La líder de la formación magenta ha presentado estos interrogantes tras conocerse los recortes y la reestructuración que el Ejecutivo tiene previsto realizar en Paradores, una decisión que, a su juicio, no sólo es una "irresponsabilidad", sino que, además, puede suponer la quiebra de unos de los instrumentos que "mejor ha contribuido a dar calidad al producto turístico español".
   En este contexto, Rosa Díez ha creído oportuno conocer los criterios que ha tenido en cuenta el Gobierno a la hora de designar puestos directivos para Paradores porque la designación de "muchas" de estas personas, que son "muy cercanas" a altos cargos del PP, podría poner en duda su capacidad de gestión y experiencia profesional, "a la luz de la delicada situación" por la que atraviesa la sociedad estatal.
   Además, quiere saber si el Gobierno piensa reestructurar la distribución de altos cargos de Paradores tras el ERE que tiene previsto acometer, y si cree que la contratación de personas, como altos cargos, que poseen "estrecha" relación de amistad o de parentesco con directivos de un partido político es una imagen positiva para el país.

Cientos de personas despiden al Dr. Mesa del Castillo, fallecido ayer tras un fallo cardíaco

MURCIA.- Cientos de personas han despedido esta tarde al doctor Fernando Mesa del Castillo, director-gerente de la clínica Mesa del Castillo y presidente de la Unión Murciana de Hospitales, fallecido ayer, a los 58 años, presumiblemente a causa de un fallo cardíaco ya que todavía no se han hecho públicos los resultados de la autopsia.

La capilla del tanatorio de Jesús se quedó pequeña para acoger a todos los asistentes a la misa de 'corpore in sepulto' oficiada por el párroco capuchino de la iglesia de San Francisco de Asís y las numerosas coronas de flores, transportadas posteriormente en varios vehículos, enviadas por todos los estamentos de la sanidad privada murciana.

Más de la mitad de los asistentes no pudieron seguir la ceremonia dentro de los muros del sagrado recinto y optaron por esperar fuera la conducción del cadáver de Fernando Mesa hacia el panteón familiar en el cementerio municipal de la ciudad de Murcia, consternada desde ayer por esta súbita desaparición.

Entre los asistentes, personas relevantes de la sociedad murciana y numerosos médicos y enfermeras así como representantes de la patronal murciana en la que se encuadra la Unión Murciana de Hospitales, que él presidía desde el año 2000.

El duelo familiar lo encabezaba su viuda, Amparo Rosique, sus hijos, Fernando y Amparo así como su hermano Antonio, el único superviviente de esa generación de la saga de médicos más importante de la ciudad de Murcia desde la segunda mitad del siglo XX y hasta nuestros días.

La familia no ha fijado aún la fecha del funeral que, previsiblemente, tendrá lugar en Murcia a comienzos de la próxima semana en la parroquia de San Francisco de Asís, junto al colegio de los PP Capuchinos, donde el doctor Mesa del Castillo cursó todo el Bachillerato y el curso Preuniversitario, para acceder posteriormente a la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia en octubre de 1971.

El Dr. Fernando Mesa se especializó en Aparato Digestivo y se formó en gestión sanitaria. En 1985 recogió el testigo de su padre Antonio -que creó el hospital de la Inmaculada en 1947- y de su hermano Miguel, fallecido en diciembre de 2005. 

Desde entonces Fernando dirigió la clínica e impulsó su renovación. Inauguró las nuevas instalaciones de Ronda Sur, y el pasado octubre abrió un nuevo Policlínico para albergar la Unidad de Mama, con  la tecnología más avanzada para la detección de tumores.

Presidía también la Unión Murciana de Hospitales (UMH), que agrupa a 25 clínicas, desde hacía más de una década.

Berlín aplaza de nuevo la apertura de su aeropuerto entre críticas a la alcaldía

BERLÍN.- El alcalde-gobernador de Berlín, el socialdemócrata Klaus Wowereit, admitió hoy otro retraso en la apertura del nuevo aeropuerto internacional de la capital alemana, entre fuertes críticas por los retrasos en esa terminal, que iba a entrar en servicio en 2010 y que no lo hará, al menos, hasta 2014.

El aeropuerto de Berlín-Brandeburgo (BBI), que llevará el nombre el excanciller socialdemócrata Willy Brandt, no podrá abrirse el 27 de octubre "por razones técnicas", informó Wowereit, después de que el diario "Bild" revelase en su edición de hoy el nuevo retraso.
El alcalde-gobernador no dio a conocer la nueva fecha, a la espera de un informe pericial que lo determine, aunque en medios alemanes se da por hecho que no será antes de entrado el 2014.
Se trata del cuarto aplazamiento en serie para un aeropuerto que debe convertirse en el tercero en tráfico aéreo del país -tras los de Fráncfort y Múnich- y cuyo coste se estima en 4.300 millones de euros, más del doble de lo calculado al inicio de la obra, en 2006.
Los sucesivos retrasos han puesto contra las cuerdas a Wowereit, alcalde de la ciudad-estado y capital alemana desde 2001, quien hoy insistió que no dimitirá del cargo, aunque sí dejará la presidencia del consejo de vigilancia de la sociedad gestora del proyecto.
El puesto de presidente pasará al primer ministro del Land de Brandeburgo, el asimismo socialdemócrata Matthias Platzeck, dijo Wowereit, que de todos modos seguirá siendo miembro del consejo.
El alcalde aseguró, además, que tuvo conocimiento del retraso el pasado día 4, contrariamente a las informaciones de "Bild", según el cual el equipo técnico comunicó a las autoridades antes de Navidad que sería imposible cumplir los plazos previstos.
Según esa fuente, el jefe técnico responsable de la nueva terminal, Horst Amman, advirtió entonces de que la instalación para la prevención de incendios no se atenía a los permisos concedidos para su construcción y debía ser completamente renovada.
El nuevo aeródromo, capaz de asumir el flujo de pasajeros a la capital de la primera economía europea, debía haber entrado en funcionamiento en 2010, aunque su apertura se aplazó ya el pasado año a junio de 2012.
Unas semanas antes de la inauguración se anunció un retraso "in extremis" hasta finales de año, a lo que siguió el correspondiente a octubre de 2013, plazo que tampoco podrá cumplirse.
Con la apertura del BBI está previsto el cierre de los aeródromos de Berlín-Tegel, en el interior de la ciudad y que asume actualmente la mayor parte del tráfico aéreo, y Berlín-Schönefeld, a las afueras y que es utilizado por compañías de bajo coste.
Se espera asimismo dotar a Berlín de un aeropuerto internacional competitivo, la asignatura pendiente de la capital alemana, casi veinte años después de la caída del Muro.
Los Verdes han anunciado que convocarán una reunión de urgencia del Senado de Berlín -la cámara regional- para plantear una moción de censura contra Wowereit, quien en noviembre pasado ofreció su dimisión si el aeropuerto no abría sus puertas en octubre de 2013.
La noticia del aplazamiento ha coincidido con el arranque del año electoral alemán, que se abre con las regionales del Land de Baja Sajonia y que culminará con las generales del próximo septiembre.
Wowereit era uno de los políticos más populares del Partido Socialdemócrata (SPD) hasta que empezaron los retrasos en el aeropuerto, que han causado daños millonarios en las aerolíneas y locales comerciales que contaban con su entrada en funcionamiento en 2012.

La Comunidad Autónoma lamenta la muerte del Dr. Fernando Mesa del Castillo

MURCIA.- El Gobierno regional ha expresado hoy sus condolencias por la muerte del Dr. Fernando Mesa del Castillo, presidente de la Unión Murciana de Hospitales y director de la clínica que lleva su nombre, quien falleció ayer a los 58 años en Murcia, a consecuencia de un infarto.

En un comunicado de prensa, el Ejecutivo regional ha destacado "el trato cercano y la calidad humana" del médico murciano, así como "la capacidad de diálogo y trabajo que le caracterizó durante toda su trayectoria profesional".
Además, ha señalado que "Murcia lamenta hoy la pérdida de una figura muy importante en el ámbito sanitario; la de un doctor que ha contribuido notablemente al progreso y a la introducción de avances en este sector en la Región de Murcia".
El Gobierno regional ha destacado, así mismo, "la larga trayectoria de Fernando Mesa del Castillo en la dirección de la sanidad privada, lo que ha contribuido a su evolución, desarrollo y a su coordinación con los servicios públicos, y eso ha hecho que la Sanidad sea mejor para todos los murcianos".

Reconocimiento de amistad a Fernando Mesa del Castillo en la hora de su marcha / Paco Poveda

Fernando Mesa del Castillo era amigo mío de verdad desde hace mas de 50 años, vecino de juventud en la plaza Circular-Ronda de Levante y condiscípulo del Bachillerato en el Colegio de los Padres Capuchinos, al que llegué desde los Maristas en octubre de 1960 y donde me lo encontré por primera vez.

Hoy estoy compungido por su inesperada desaparición y porque ya no podrá acompañarnos al viaje a Tierra Santa que estos días de Navidad ya planificábamos ex alumnos cincuentones para el próximo mes de abril aunque su espíritu y su halo sigan, seguro, entre nosotros, todavía durante un tiempo.

Como miembro de una saga de médicos de origen granadino, Fernando alcanzó finalmente la dirección-gerencia de la clínica familiar tras la, también prematura, desaparición gradual existencial de sus hermanos mayores, Jesús, Miguel y José Luis. Y de ahí llegó a la cúpula de la Unión Murciana de Hospitales y a la presidencia de la Federación Nacional de Clínicas Privadas, seguro que sin perder valores por la sólida formación moral que recibimos todos a cargo del inolvidable padre Juan Crisóstomo. Al final, tanta responsabilidad y mucha tensión acumulada en esta maldita crisis le ha roto ese gran corazón demostrado desde sus tiempos de muy buen jugador federado de baloncesto en el equipo 'San Buenaventura'.

Al final de la tarde de ayer, otro amigo del colegio, Antonio Meroño, me llamó por el móvil a Alicante y me dejó helado porque, precisamente, yo tenía previsto quedar con Fernando en los próximos días para ir preparando un encuentro, no precisamente nostálgico, sugerido a ambos desde finales del verano por el doctor José María López López, también condiscípulo nuestro. Lo primero que hice fue conectar con otro buen amigo y compañero en el equipo de baloncesto, Federico González de la Peña, al que localicé en su casa de la Dehesa de Campoamor. Se quedó más helado que yo todavía y procedió de inmediato a confirmar cerca de la familia los detalles y el plan fúnebre.

Luego llamé a Almería a Manolo Reyes y le puse un mail a Félix López-Villanova, al Centro de Control Aéreo de Sevilla, porque los que no vivimos habitualmente en Murcia tenemos mayor dificultad para enterarnos a tiempo de estas cosas. Ese mismo texto, en copia oculta, lo distribuí entre los compañeros del colegio de quienes tengo su dirección electrónica. La reacción estupefacta fue la misma en casi todos los que, a continuación, me llamaron por teléfono sin haberse hecho aún a la idea de la inesperada muerte de Fernando. 

Recuerdo ahora visualmente a un Fernando adolescente ir y venir al patio del colegio desde su casa en el viejo sanatorio de su padre, el legendario Dr. Antonio Mesa del Castillo, ese cirujano andaluz de la Alpujarra que nos trajo hasta Murcia el devenir de nuestra Guerra Civil. Era el menor de sus hermanos y muy implicado en nuestro emergente barrio de una ciudad en expansión aquellos años pero del que apenas nos ausentábamos durante el curso sino era para ir a esperar a su salida a las alumnas de 'Jesús María', donde supongo conoció a Amparo Rosique, luego su mujer y hermana de otro compañero mío en los Maristas y hoy secretario general de la CROEM, Pepe Rosique, lo que demuestra lo pequeño que era aquel casco urbano todavía demasiado rodeado de una huerta que luchaba contra el no menos arrogante ladrillo de la época.

Tuvo Fernando la deferencia de invitarme en su día, años después, como a otros excondiscípulos, a la inauguración de las instalaciones de la nueva clínica 'Mesa del Castillo' en la Ronda Sur y de presentarme a Miguel, su sobrino arquitecto y autor del proyecto, tras la bendición por parte del padre Benjamín Piquer, fallecido pocos meses después, como hace poco se fue también el padre Clemente de Alcudia, igualmente capuchino, y muy ligado por lazos de amistad, vecindad y parroquia a la familia Mesa del Castillo. Ambos, tío y sobrino, me enseñaron personalmente todas las dependencias, incluidas las habitaciones, y luego departimos largamente, en los jardines durante el cocktail, con otros invitados.

Por esos años apareció por mi redacción de 'La Economía' otro sobrino de Fernando, hijo de Jesús, ese primer hermano fallecido prematuramente, que había estudiado Periodismo y deseaba colaborar con nosotros hasta que se marchase a Méjico en busca de temas para reportajes comenzando por la península del Yucatán. Recuerdo que le dije, a requerimiento suyo, que el chico valía para ésto de ser mensajeros de lo bueno, y lo menos bueno para algunos opacos recalcitrantes y que en este oficio podría, con suerte, ganarse bien la vida si completaba sus estudios con un buen postgrado.

A partir de ahí el doctor Mesa y yo coincidimos mucho menos al trasladarse él a trabajar y vivir al sur de la ciudad de Murcia pero siempre nos parábamos al encontrarnos en nuestro viejo barrio para preguntarnos mutuamente por sendas peripecias profesionales. La verdad es que siempre fué el mismo por ese gran fondo que tenía aunque últimamente se parecía físicamente menos a aquel jugador de baloncesto, ligero de piernas y de brazos, que resultaba ser un buen encestador si no se lo impedía a tiempo un tal Jesualdo Breis, el pivot del equipo adversario de Maristas de La Merced, que tan difícil se lo puso demasiadas veces.

Nunca me recordó, sin embargo, el ridículo que hicimos aquellos años de bachilleres quienes conformamos a toda prisa el equipo 'San Buenaventura' de hockey sobre patines y, sin saber patinar apenas, debutamos contra el equipo San Fernando B, del Frente de Juventudes, en las pistas existentes entónces en el hoy parking del sanatorio Virgen de la Vega, frente al Club de Tenis, en cuyas gradas recuerdo visualmente a un Fernando Mesa y a, hoy un ilustre letrado murciano con genes yeclanos, Joaquín Abellán Martínez-Abarca, literalmente retorcidos de risa al vernos a todos derribados en el suelo por el equipo rival cuando el suyo de baloncesto era el que mandaba y se enseñoreaba en todas las canchas de la provincia de la mano, además, de Andrés Martínez Pertusa, Ramón Rosique Cortés, Luis Federico López Marín, Federico López Guerrero, Antonio Mengual y Antonio Mas García, entre otros.

La imagen profesional que me queda del Dr. Fernando Mesa es la de un buen especialista en digestivo aunque últimamente me hablaba más de columna y del dolor articular. Aunque ahora, además de médico, era un político y sé que esa reunión pendiente prevista para el pasado otoño, que ya nunca celebraremos por esta súbita marcha suya, era para hablar de política y darme a dúo un tirón de orejas con el Dr. López López, uno de los socialistas murcianos más honestos que pueda haber. Y quien me reveló lo 'muy preocupados' que tenía a los dos, hasta el punto de ser motivo recurrente en sus habituales conversaciones, lo que demuestra lo mucho que todos los excondiscípulos aún nos apreciamos entre sí aunque nos veamos poco.

Anoche, impedido por la noticia para concentrarme en mi trabajo de edición digital profesional de periódicos en Internet, me venía a la cabeza la imagen de su madre en el camino, por delante de casa de mis padres, para ir a su misa diaria en la iglesia de Nuestra Señora de los Buenos Libros (hoy San Francisco de Asís) y, la de su padre en el quirófano del viejo sanatorio familiar mientras, desde la camilla, yo observaba como él comprobaba, junto a su ayudante Isidoro García Valcárcel, el estado de mi cráneo tras un fuerte golpe contra el suelo en el patio del colegio, con resultado de conmoción cerebral. 

Desde ese momento algún tipo de ligazón especial tuve con Fernando, que fué el primero de mis amigos, tras bajar de su casa en la última planta del mismo edificio, para visitarme en la habitación y decirme expresamente que allí algo mandaba él a los efectos de trato preferente por las enfermeras.

Así de claro y de buen amigo era Fernando con todos nosotros. Por eso hoy he desistido de desarmar mi árbol de Navidad para dejar sus luces encendidas como homenaje muy personal y para recordarme que él ya está observándonos para siempre desde las estrellas como un lucero más, al que buscar para dirigir la mirada en caso de zozobra o inquietud en estos tiempos de tanta turbulencia y pérdida actual de esos valores que, a nosotros, nos inculcaron 'a fuego' los capuchinos, especialmente en los ejercicios espirituales celebrados en el viejo seminario de verano, por casualidad muy cerca de donde él ha encontrado la muerte sin apenas sufrir y en contacto con la Naturaleza.