lunes, 28 de marzo de 2011

Retegui se pregunta cómo Valcárcel puede pedir un esfuerzo a los ciudadanos "y seguir despilfarrando"

MURCIA.-   La candidata socialista a la Comunidad Autónoma, Begoña García Retegui, pregunta al presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, quien ha planteado este lunes la necesidad de establecer el copago en los servicios de Sanidad y Educación, "cómo puede pedir un esfuerzo a los ciudadanos y seguir despilfarrando en fiesta y traca".

   García Retegui hacía estas declaraciones tras conocer algunas de las medidas que el presidente murciano ha expuesto este lunes en una conferencia-coloquio organizada por el diario Abc y considera necesarias en el ámbito del estado autonómico, entre las que se encuentra el copago.
   "Cómo se puede pedir un esfuerzo a los ciudadanos y sin embargo no reducir el número de altos cargos, el de personal eventual o no dejar de tener un consejero sin competencias", se cuestionó la socialista en rueda de prensa.
   Al tiempo que García Retegui recordó que el presidente de la Comunidad aseguró hace una semana en la Asamblea Regional que iba a seguir dando "con calidad" los servicios y que no se planteaba ninguna otra cosa.
   Por lo que, sentenció, "si el PP gana las elecciones el próximo 22 de mayo con Valcárcel tendremos peores servicios públicos y pagaremos, además de por los impuestos, por la financiación de los servicios de Sanidad, Educación y prestaciones sociales".
   Y eso, subrayó, "afecta sobre todo a las personas que tienen mayores dificultades y no a los que tienen mayores recursos".
   De ganar las elecciones, insistió García Retegui, "nos exigirá copago para la prestación de los servicios públicos fundamentales", lo que demuestra asimismo, añadió, "que era falso lo que ha venido manteniendo de que de llegarnos los recursos que, según el PP, nos deben, habría superávit en la Comunidad Autónoma".
   Hoy, apostilló la candidata socialista, "se ha desvelado el verdadero programa del Partido Popular, que nosotros ya habíamos anunciado".
   "Sería triste", continuó, "que Valcárcel no tenga redaños para dar la cara en la Asamblea Regional y hoy vaya a Madrid a hacer el caldo gordo a Rajoy, quien está mudo, sin realizar propuestas, diciendo 'No' a todo y cuanto peor vaya España, mejor cree que le irá a él".
   A su juicio, "este Gobierno regional debería estar menos obsesionado por llegar al poder, con sus adversarios políticos y en cambio, estar obsesionados y trabajando para resolver los problemas de los ciudadanos y no anunciando que les creará nuevos problemas".
   Finalmente, García Retegui manifestó no estar sorprendida con la noticia porque "estamos viendo hace meses que no hay hoja de ruta, que se gestiona con la tripa, que no hay equipo económico y que en el Gobierno regional están más preocupados en llegar al 22 de mayo que en gestionar y resolver en el día a día".
   "Valcárcel está más preocupado en su futuro personal y en aguantar hasta el 22 de mayo que en decir la verdad en la Comunidad Autónoma", concluyó.

Para UPyD, las declaraciones de Valcárcel hacen patente la "catastrófica gestión del Ejecutivo regional"

MURCIA.- Unión Progreso y Democracia  (UPyD)considera que las declaraciones del presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, exigiendo un mayor sacrificio de los ciudadanos para hacer frente a la situación económica, ponen de manifiesto la "catastrófica gestión del Ejecutivo regional y su errática política económica". 

   En este sentido, el candidato a la Presidencia por UPyD, Rafael Sánchez, ha rechazado que los murcianos carguen con la responsabilidad "del despilfarro, falta de previsión e irresponsabilidad de la que él es el único responsable". 

   Por este motivo, ha apostado por la necesidad de devolver la competencias en Educación y Sanidad al Estado como "único modo de reconducir la disparatada política competencial que tiene como resultado la desigualdad de derechos de todos los ciudadanos".

El viernes se presenta en la UMU el 'Pacto por la Transparencia y el Buen Gobierno en la Región'

MURCIA.- El próximo viernes, 1 de abril, a las siete de la tarde, y en el Salón de Grados de la Facultad de Derecho de la UMU,  se va a celebrar el acto público de presentación del Pacto por la Transparencia y el Buen Gobierno en la Región de Murcia, documento en el que diversas personas de la izquierda diluida vienen trabajando en los últimos meses.

En el acto participarán diversos miembros del grupo promotor de esta iniciativa así como el catedrático madrileño y miembro de Transparencia Internacional, Manuel Villoria.

Es una iniciativa que parece de gran alcance para la vida pública regional y que se decidió impulsar en la forma concreta en que el proceso está siendo desarrollado, es decir, partiendo de un grupo plural de ciudadanos que son los que promueven este pacto, al que luego se pretende sumar a toda la sociedasd civil organizada.

El citado acto necesita de un fuerte impulso inicial.


 
Pacto por la Transparencia y el Buen Gobierno
en la Región de Murcia


 El Pacto por la Transparencia y el Buen Gobierno es una iniciativa independiente de un grupo de ciuidadanos y ciudadanas de la región comprometidos con la idea de que este es el momento de que la sociedad murciana afronte el reto de reformar las instituciones y la función política para abrirlas a la participación según los principios de lo que se conoce como "Gobierno Abierto". 
Es un proyecto transversal llamado a reunir tras él al mayor espectro social y político, desde la coincidencia en el análisis sobre la necesidad de que los problemas de la democracia en nuestra regióh se superan con más democracia, con nuevas formas de intervención social en el gobierno de lo público, a partir de una nueva voluntad política y de los nuevos instrumentos que nos ha traido la sociedad de la información y la revolución de Internet. No es un simple pacto de partidos o fuerzas políticas. Es un pacto de los ciudadanos entre si y con toda la sociedad civil organizada para establecer un nuevo paradigma sobre el carácter de nuestras instituciones y la forma de relacionarse con los ciudadanos.
 
En la introducción del Pacto se puede leer:

"Los ciudadanos, instituciones y organizaciones de la sociedad civil murciana abajo firmantes deseamos manifestar lo siguiente:

1. Sentimos una honda preocupación por la actual situación de profunda crisis económica y la creciente percepción ciudadana sobre la ineficacia de nuestras administraciones públicas en todos los niveles de gobierno. La baja calidad democrática de nuestras instituciones, la dificultad para salir de la crisis e incluso para atisbar un horizonte de mejora, así como los episodios de corrupción desvelados en estos últimos años, están dando lugar a un progresivo sentimiento ciudadano de desafección o desapego hacia la política y los políticos. De acuerdo con los barómetros del CIS, la clase política se ha convertido en el tercer problema del ranking de preocupaciones públicas de los españoles. De continuar esta deriva los riesgos de que surjan “soluciones” populistas y/o autoritarias serán cada vez mayores. La Región de Murcia no es ajena a esta situación y a estos riesgos.

2. Consideramos que en un momento tan crítico como éste es imprescindible reivindicar la nobleza y la necesidad de la actividad política democrática. Precisamente en un contexto de intensa crisis es más evidente la necesidad de la política, la actividad de coordinación de los intereses particulares se torna imprescindible. Ignorar el papel esencial de la política conduce inevitablemente a situaciones sociales aún más graves. En consecuencia, tras la situación de descrédito a la que se ha llegado no sólo en la Región, sino en toda España y en buena parte de Europa, se hace necesario recuperar la confianza de los ciudadanos en la política y los políticos.

3. Proponemos un instrumento que permita acrecentar la confianza de los ciudadanos en los políticos y en las instituciones políticas de la Región y, al mismo tiempo, permita a éstas actuar con una mayor eficacia. Se trata de un pacto por la transparencia y el buen gobierno que incluye una batería de medidas características del denominado Gobierno Abierto y articuladas en torno a cinco ámbitos de actuación: transparencia, participación, colaboración, evaluación y control externo:

A. Transparencia: “Queremos saber”. Los ciudadanos necesitan acceder a toda aquella información que les permita conocer y juzgar la actividad de las diferentes instituciones públicas. Y éstas han de generar de manera activa la información relevante y hacerla accesible a los ciudadanos.

B. Participación: “Queremos tomar parte”. Los ciudadanos, y no sólo los directamente afectados, debemos tener una mayor capacidad de participar e influir en la toma de decisiones públicas si hemos de responsabilizarnos de las mismas.

C. Colaboración: “Queremos contribuir a la mejora de los servicios públicos”. Ciudadanos, colectivos, asociaciones y empresas tienen que tener cauces para colaborar en los procesos de mejora de la prestación de los servicios públicos.

D. Evaluación: “Queremos conocer el impacto real de las actuaciones públicas”. Todas las organizaciones públicas deben estar obligadas a supervisar y dar cuenta de cómo progresan en sus metas propias. Sólo así podrán los ciudadanos conocer cuál es el efecto real que determinados planes públicos de actuación están teniendo sobre aquellas realidades sociales a las que se dirigen.

E. Control externo: “Queremos instituciones públicas con capacidad de reacción efectiva ante las anomalías o las quejas externas”. Las organizaciones públicas deben contar con mecanismos internos que les permitan procesar las anomalías que se detecten en su funcionamiento y las quejas que reciban por los problemas generados en su actuación. Asimismo, han de existir mecanismos externos a la propia organización que lleven a cabo un control eficaz y no meramente formal de su actuación.

4. Con ello pretendemos mejorar la eficacia y la legitimidad de nuestras instituciones de gobierno, al tiempo que reforzamos la corresponsabilización de la sociedad murciana en las decisiones colectivas. Se trata, por tanto, de aprovechar la vigente situación de crisis para impulsar un cambio en la cultura y una reforma de nuestras instituciones públicas que rompa con la tradicional opacidad de su funcionamiento, ponga a los ciudadanos en el centro de su actividad y mejore su calidad democrática.

5. No inventamos nada. Este Pacto por la Transparencia y el Buen Gobierno en la Región propone una serie de medidas que no son de nuestra invención, sino que vienen siendo impulsadas desde hace unos años por organismos internacionales como la OCDE, el Consejo de Europa o la propia Unión Europea, con el objetivo de mejorar el funcionamiento de los gobiernos democráticos. Ya hay múltiples experiencias en marcha en otros países e incluso en algunas Comunidades Autónomas y Ayuntamientos. La Región de Murcia debe aprovechar estas experiencias y propuestas previas y convertirse en un referente de buen gobierno al menos en el plano nacional.

6. Queremos que este Pacto no sea una mera declaración de buenas intenciones que quede en un nuevo papel mojado. Con la intención de que este Pacto impulse cambios reales en el funcionamiento de nuestras instituciones públicas, se crea una Comisión de seguimiento del mismo, compuesta por representantes de todas las organizaciones firmantes, que publicará un informe anual sobre el grado de realización de este Pacto por las autoridades responsables."

A continuación siguen 22 propuestas sobre cambios legales diversos y cración de nuevos instrumentos y medidas que afectan a la públicidad institucional, implantación de la cultura del Gobierno Abierto, nuevos registros públicos, acceso a la información, transparencia en las contrataciones, en la financiación de partidos y organizaciones sociales, participación en los procesos legislativos, régimen de incompatibilidades, reforma de la ley electoral, presupuestos participativos, evaluación de planes y políticas públicas, auditorías ciudadanas, oficinas de control presupuestario, etc.

Oñate insta a Rajoy que "se encomiende a Santa Lucía para que le conserve la vista" por sus elogios a Valcárcel

MURCIA.- El secretario de Coordinación del PSOE murciano, Francisco Javier Oñate, instó este lunes a Mariano Rajoy a que "se encomiende a Santa Lucía para que le conserve la vista", en relación con las declaraciones efectuadas por el presidente del PP en las que elogiaba "la inteligencia del presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel frente a los casos de fanatismo y violencia que hace pocos meses se vivieron en Murcia" y en las que también lo definía como alguien "con gran capacidad de gestión y visión a medio y largo plazo".

   Y es que, según Oñate, Rajoy "ha definido a Valcárcel justo al contrario de lo que son sus características".
   "Valcárcel es más bien el campeón de los proyectos inacabados y de la marcha atrás. Sobre su supuesta visión del largo plazo, queda 'demostrada' -ironizó- con su perspicacia sobre el futuro económico: puso todos los huevos en la cesta del sector económico que estaba a punto de hundirse y que ha terminado arrastrando a la Región de Murcia a la cabeza de los peores indicadores del país".
   "Desde luego donde lo ha bordado ha sido en su percepción de la agresión a un consejero. Un hecho repudiable, pero que aún está por aclarar si el móvil fue público o privado", añadió.
   En cualquier caso, finalizó Oñate, "si alguien mostró una actitud fanática fue Valcárcel, primero dando muestras de una histeria inapropiada para un presidente, y después responsabilizando de manera injusta, maniquea e interesada a lo que llamó la izquierda 'poliédrica, algo por lo que aún no ha pedido disculpas".

Cajastur y CAM mantienen la unidad de Banco Base y piden al FROB 1.447 millones

MADRID.- Cajastur y la CAM han logrado un acuerdo por el que solicitarán 1.447 millones de euros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para cumplir con las exigencias de capital establecidas por el Gobierno y mantener la unidad de Banco Base, informaron fuentes de la entidad alicantina.

   La caja asturiana y la alicantina han superado sus discrepancias respecto a la valoración de activos de la CAM, que mantendrá su peso en el nuevo banco según lo pactado en el acuerdo inicial.
   El SIP está participado por Cajastur y la CAM en un 40%, respectivamente, así como por Caja Extremadura (11%) y Caja Cantabria (9%), y se creó con el objetivo de permitir a estas entidades convertirse en un grupo eficiente y solvente en el sistema financiero español.
   Banco Base ha presentado su plan de estrategia al Banco de España, en el que prevé cubrir con fondos públicos su necesidad de capital de 1.447 millones de euros para alcanzar el requisito de capital del 10%, umbral del que se aleja en 1,8 puntos porcentuales.
   Los planes iniciales de Banco Base pasaban por su salto al parqué, pero el consejo de administración no ha adoptado ningún acuerdo para iniciar los trámites del salida a Bolsa, y Cajastur se inclina en la actualidad por recurrir a las ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para cubrir el hueco de capital.
   Según la entidad que lidera Manuel Menéndez, los números de la CAM ensombrecían la salida a Bolsa del grupo, y tendría menor coste acudir a los fondos públicos, ya que el FROB hará una valoración más ajustada a la realidad que la de los mercados, según los sondeos realizados.
   En este sentido, los socios de Banco Base liderados por Cajastur apoyaban que fuera la CAM la que asumiera la mayor parte del peso del recurso a las ayudas del FROB, que implicaban la nacionalización parcial de la entidad y la entrada de consejeros de este organismo en el banco.
   Por su parte, la caja alicantina atribuía las discrepancias a la intención de Cajastur de reducir el peso de la CAM en la fusión, según fuentes financieras, y oficialmente sostiene que no hay conflictos en el seno del SIP.
   Tanto el Banco de España como la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) han mediado para evitar que fracase la fusión de Banco Base.
   El grupo se articula en torno a una entidad central, cuyo nombre provisional es Banco Base y cuya sede está en Madrid, al que las cajas participantes han delegado todas las facultades necesarias para la efectiva gestión y dirección unitaria del SIP y al que han decidido traspasar su negocio bancario.

El caradura de Valcárcel propone ahora el copago de la sanidad y la educación

MADRID.- El presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ha pedido hoy que se adopten "medidas muy valientes" para pagar los servicios públicos y ha propuesto que los ciudadanos asuman parte del coste de la sanidad y de la educación.

En un desayuno informativo organizado por Abc, Valcárcel ha reconocido que si no se hace frente a estos servicios -sanidad, educación y dependencia- muchos se quedarán fuera.

Ha hecho hincapié, a dos meses de las elecciones, en la necesidad de que los ciudadanos asuman un porcentaje, "el que sea", en el coste de estos servicios básicos, y ha puesto de ejemplo, como fórmula de éxito, que en la Región de Murcia se ha aplicado el "céntimo sanitario", algo a lo que el Gobierno regional se había opuesto hasta ahora "por activa y por pasiva".

Válcarcel no ha específicado cuál es el porcentaje del copago que debe aportar el usuario de servicios como la Sanidad o la Educación.

El presidente murciano ha estimado que se trataría de medidas "duras y responsables" que no tendrían que ver con un partido u otro, sino "la reunión responsable de todos los partidos" para decidir cómo pagar lo que haya que pagar.

Valcárcel también ha dicho que habría que ir "más allá de España", por lo que la Unión Europea tendría algo que decir en este sentido. El presidente murciano ha insistido en que servicios como la educación y la sanidad no pueden ser soportados por el presupuesto de una región ni por el presupuesto de una nación, por lo que ha instado a que los ciudadanos asuman esos costes.

Sin embargo, se ha mostrado contrario a revertir al Estado competencias autonómicas, tal y como ha planteado el PP en numerosas ocasiones. Valcárcel ha afirmado que no es necesaria la devolución de esas competencias, sino que lo que hace falta es un pacto nacional para decidir "cómo pagamos lo que tenemos que pagar" y así reordenar el "caos".

Preguntado por la oposición de los sindicatos, Valcárcel ha dicho que él está habituado al "follón sindical" a las algaradas y a las manifestaciones y ha subrayado que "está vacunado contra ello".

En ese sentido, ha puesto como ejemplo la situación vivida recientemente en la Región de Murcia, donde se han producido numerosas manifestaciones de protesta por las medidas de recortes adoptadas por el Gobierno regional.


   "La responsabilidad nos hizo tomar esas medidas, aunque sabíamos que íbamos a tener 'follón' sindical, porque había dos caminos: o echarnos la manta a la cabeza y un día de estos no poder pagar las nóminas o hacer las revisiones que hemos hecho y que algunos han denominado como el 'tijeretazo Valcárcel'", ha defendido.

Por ello, Valcárcel ha dicho que hay dos caminos: "echarse la manta a la cabeza y pensar que no pasa nada, o trabajar", y se ha referido a las revisiones que él mismo ha denominado "el tijeretazo Valcárcel". 

El presidente murciano ha señalado que todas las medidas adoptadas en Murcia han sido con el consenso de los agentes sociales.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, manifestó el 31 de enero su rechazo a esta medida durante una entrevista en Los desayunos de TVE, porque "el potencial ahorro" que se puede llegar a obtener "no merece la pena, es muy escaso".