miércoles, 29 de septiembre de 2010

Sólo el 1,9% de la insolidaria plantilla total de Cajamurcia secunda la jornada de huelga

MURCIA.- Un total de 40 personas de los 2.097 empleados que trabajan en la red de oficinas que tiene Cajamurcia ha secundado la convocatoria de huelga general, lo que supone únicamente un 1,9 por ciento respecto del total de una insolidaria plantilla.    

En concreto, esta entidad dispone de oficinas que se reparten por toda la Región de Murcia, además de en la Comunidad Valenciana, Albacete y Almería, según han informado fuentes de la entidad.

Por contra, grandes empresas como El Pozo, Hero, Atosa o Muñoz y Cía han cerrado sus puertas por decisión de sus respectivas direcciones que, además, no descontarán el día de huelga a sus trabajadores.

Para los sindicatos, las grandes empresas regionales han "secundando masivamente la convocatoria" y citaron, entre otras, ElPozo Alimentación, Hero España, Navantia, Estrella de Levante, Misiva, Juver y García Carrión, y explicaron que miles de trabajadores de los sectores estratégicos de la economía regional han paralizado su actividad.
  
Destacaron que las lonjas y mercados mayoristas, Mercamurcia y Lonja de Cartagena, habían paralizado completamente su actividad. Y que de madrugada, se produjeron ciertas tensiones por la empresa de recogida de basuras del municipio de Murcia, CESPA, al intentar obligar a sus trabajadores a incumplir los servicios mínimos pactados.

Uno de los principales focos de tensiones se produjo de madrugada en las cocheras de Latbus en Murcia debido, según el secretario de Comunicación de CCOO, Antonio Rubio, "a la importante presencia de la policía", que impidió que el piquete informativo reconociese si los autobuses que estaban dispuestos a salir eran o no servicios mínimos.

   CCOO y UGT denunciaron la actuación "violenta e injustificada" de la Policía Nacional contra los piquetes informativos concentrados en las cocheras de Latbus porque "la policía llegó a cargar contra el piquete y le impidió identificar los servicios mínimos; llegando incluso a cortar el tráfico para permitir la salida de autobuses".

   Los sindicatos también denunciaron públicamente la actitud de la Policía en la Universidad de Murcia, donde cerca de un centenar de estudiantes se unieron al piquete presente en la zona y "la policía ha impedido el desarrollo normal informativo".

Otro foco de tensión se produjo en Cartagena, donde los piquetes de CCOO y UGT impidieron a primera hora que los trabajadores entraran a los polígonos industriales de Cartagena, cortando el acceso en ambos sentidos en la CT34, sobre el kilómetro 4,800, que entra a la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) en Escombreras.  


La paralización de las obras de construcción de la nueva refinería de Repsol en Escombreras y de la actividad naval en Navantia se encontró entre las principales incidencias de la huelga general en Cartagena, desde donde no circuló ningún tren de Renfe.

   Ni el Puerto ni el sector pesquero sufrieron apenas la huelga. En las instalaciones portuarias trabajaron 127 de los 175 empleados previstos, lo cual supone 20 menos de los que se preveía una vez cumplidos los servicios mínimos, según la Autoridad Portuaria.

   En Navantia, la actividad fue mínima, al cumplirse escrupulosamente los servicios mínimos, con un 10 por ciento de la plantilla activa, lo cual paralizó de facto las labores en la empresa. En la refinería de Repsol, fuentes de la empresa indicaron que la construcción de la nueva planta se paró al no suministrar trabajadores las 300 empresas contratistas encargadas de ello.


Un piquete informativo, compuesto por unas 3.000 personas, según estimaciones de Comisiones Obreras, y unas 500, según la Policía Nacional, ha conseguido el cierre de uno de los accesos de El Corte Inglés, así como del resto de tiendas que se encuentran en la Gran Vía  murciana al menos durante quince minutos.


En concreto, el piquete localizado en el centro de la ciudad se ha centrado en las calles Avenida Primo de Rivera, Alfonso X el Sabio y Gran Vía, consiguiendo cerrar a su paso los establecimientos comerciales. 

   Durante el trayecto se ha producido algún incidente frente a las oficinas de una sucursal de CajaMurcia en Gran Vía, donde la policía ha tenido que intervenir ante la congregación del piquete a sus puertas con gritos de '¡huelga, huelga!' y '¡la culpa es de los bancos!', y el lanzamiento de petardos.

   Asimismo, se ha procedido al cierre de una de las puertas del centro comercial El Corte Inglés.
Los agentes han aconsejado que se cierre el establecimiento de momento, aunque ha vuelto a abrir unos 15 minutos después.
   Para los sindicalistas este centro comercial era un "objetivo estratégico y fundamental en esta jornada de huelga".  

Sim embargo, sólo el 3,07 por ciento de los trabajadores de los servicios públicos que presta la Administración regional han secundado la huelga general este miércoles, según ha informado en rueda de prensa la portavoz del Gobierno autonómico, María Pedro Reverte.

   Por sectores, la tasa de seguimiento se elevó al 2,65 por ciento en el Servicio Murciano de Salud (SMS); mientras que la tasa de seguimiento fue del 2,95 por ciento del ámbito educativo; y del 3,69 por ciento en el sector de la Administración y Servicios.

Sólo el 5,34 por ciento del personal del Ayuntamiento de Murcia ha secundado la huelga general. De los 2.377 empleados que tienen derecho a la huelga, 127 no han acudido a sus puestos de trabajo. Un total de 93 empleados municipales  de los 1.246 del Ayuntamiento de Cartagena,  el  10,5% de una plantilla de 883 personas con capacidad legal de poder hacerla, la han secundado también. Y el 13,73 por ciento de los empleados municipales del Ayuntamiento de Molina de Segura ha secundado la huelga general, en concreto, el 14,93 por ciento de los funcionarios, y el 11,02 por ciento de los trabajadores laborales.

La menor incidencia conocida se ha dado en el Ayuntamiento de Águilas, donde sólo cinco trabajadores, de las 222 que conforman la plantilla de la administración local de Águilas, han ido a la huelga general.

Las cifras de la CROEM

No obstante todo lo anterior, la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem) ha afirmado que el seguimiento de la huelga en la Comunidad Autónoma "apenas ha sido del 15%", y que todos los sectores, tanto públicos como privados, han desarrollado su actividad "sin ninguna incidencia" y con "total normalidad".

   La Confederación Regional ha realizado un seguimiento del desarrollo de la huelga por grupos de actividad económica, hecho que le permite tener una radiografía "plena" de la incidencia que la convocatoria ha tenido en el ámbito regional, según informaron fuentes de la patronal en un comunicado.

   La Croem destacó que su valoración "pretende dar a la opinión pública una versión objetiva de lo sucedido hasta el momento actual, sin entrar en absoluto en guerra de cifras o porcentajes de participación con las Centrales convocantes ni con otros organismos e instituciones que pudieran formularlas, ni tampoco en calificación del resultado final de éxito o fracaso, porque no corresponde".

   Con carácter general, Croem indicó que puede afirmarse la "práctica normalidad" en el desarrollo de las actividades y la "escasa" participación que la misma ha tenido, de apenas un 15 por ciento. 

   Estos datos evalúan la situación sin perjuicio de que, a requerimiento de quien lo estime oportuno, pueda hacerse con mayor detalle y por sectores económicos, ya que éstos han sido fuente de información en diversos momentos de la jornada, según la Confederación.

   No obstante, las cifras se fundamentan en que los Servicios Públicos Mínimos han funcionado con "absoluta normalidad" pese a los leves incidentes registrados por acción de los piquetes, que han cesado por efecto de la acción policial o propia decisión de los mismos. 

   Incluso, Croem destacó que "puede afirmarse que en algunos de tales servicios han comparecido trabajadores en número superior al fijado por servicios mínimos y que no han podido llevar a efecto su actividad, o lo han hecho en otras tareas de la empresa". 

   En Sanidad y Educación Públicas, el resultado de participación ha sido facilitado por la Comunidad Autónoma, por lo que la Confederación se remitió a ellos.

   Desde el punto de vista de Servicios Públicos Esenciales, Croem afirma la "plena normalidad" y asistencia al trabajo en hospitales y clínicas privadas, en mutuas de accidentes de trabajo, en centros de educación (públicos y privados) y en guarderías infantiles, entre otras cosas. 

   Sólo se conoce como incidente de mayor relieve la acción de los piquetes impidiendo el acceso al Campus de Espinardo, finalmente resuelto.

   En Servicios de Equipamiento y prestación a los ciudadanos, los datos disponibles por Croem "señalan la absoluta normalidad en hoteles, bares y cafeterías salvo leves incidentes, así como del comercio minorista que opera con normalidad en la totalidad de la Región de Murcia". 

   En este apartado, la incidencia de los piquetes sobre las grandes superficies, que han abierto según horario previsto, ha de valorarse al finalizar la jornada de trabajo, al igual que en las oficinas de farmacia y distribución, entre otras, que no registran ningún hecho que pueda ser objeto de valoración.

   El sector Taxi, por su carácter público y esencial, registra un 85 por ciento de actividad pese a la reducción de servicios que inevitablemente se produce en un día de huelga, determinó.

   En lo que a Polígonos Industriales se refiere, excepción hecha de la incidencia en Cabezo Beaza en Cartagena y La Polvorista en Molina de Segura, estimó que la mayor parte de las áreas de tal naturaleza han realizado su actividad con plena normalidad, aunque se debe consignar el hecho de que algunas empresas lo hicieron a puerta cerrada para evitar incidencia y porque la naturaleza de su actividad lo permite, pero la asistencia de trabajadores ha sido "mayoritaria".

   En actividades como la industria conservera y alimentación se ha interrumpido el proceso de producción, manteniendo su actividad las áreas administrativas, comercial y logística.

    El sector de la construcción, Croem manifestó que, salvo muy reducido número de empresas que tenían previsto el cese de la actividad para este día, el sector ha funcionado con la intensidad con que lo hace habitualmente. En este apartado, el grupo de aridos y hormigón ha desarrollado con normalidad su actividad si bien reducido producción por las dificultades que pudieran encontrar en el transporte de mercancías.

   El sector Transporte de Mercancías no ha ofrecido incidencia alguna en el ámbito de la región y desarrollado su actividad con normalidad. 

   En lo que a Agricultura se refiere habría que distinguir entre la actividad de campo y la de almacén. En la primera se ha desarrollado con plena normalidad en un 65 por ciento, y solo un 20 por ciento ha ofrecido alguna incidencia por acción de los piquetes que han impedido la llegada de trabajadores al lugar de trabajo. 

   En cuanto a almacén se refiere la actividad en esta época del año es muy limitada pero las empresas que podían trabajar lo han hecho. Se puede estimar que en su conjunto la incidencia no ha sido superior al 10 por ciento.

   El resto de servicios a las empresas, ha registrado plena normalidad, sin incidentes de relieve que pueda consignarse. La Banca y Cajas de Ahorro abrieron oficinas con asistencia de más del 97 por ciento de trabajadores.

Por su parte, el coordinador regional de IU, José Antonio Pujante, ha hecho una valoración "muy positiva" del seguimiento de la huelga general en Murcia, y ha exigido al Gobierno central que "elabore una ley para modificar la reforma laboral", a la que ha considerado "un grave ataque a los derechos de los trabajadores".

Los medios regionales vendidos al poder vuelven la espalda a los trabajadores

MURCIA.- Los periódicos 'La Verdad' y 'La Opinión', en un gesto de desprecio a los derechos de los trabajadores debido a sus hipotecas con el poder y a su condición de empresas editoras de fuera de Murcia, han salido a la calle este miércoles con total normalidad, a pesar de que los piquetes han imposibilitado su reparto habitual.

   De hecho, el director de Difusión del primero de los diarios, Ricardo Villar, indicó ayer que 'La Verdad' estaría en los quiscos y trabajarían como cualquier otro día, salvo imprevistos.

   Al igual que en 'La Opinión', cuya directora, Paloma Reverte, aseguró que el periódico saldría con total normalidad y no habría problemas en las rotativas. Además, la intención de las distribuidoras sería poner todos los periódicos en los quiscos.

   No ocurre así en la Televisión Autonómica 7RM y el centro territorial de Murcia de TVE, cuya programación habitual previsiblen¡mente se vió afectada con motivo de la Huelga General.

   En concreto, en la 7RM los informativos vieron reducido su tiempo de emisión, además de que no hubo ni programas de tertulia ni magazines, por lo que el resto de contenidos fueron grabados, como series, películas y documentales.

   Así lo apuntó el jefe de Informativos, Paco Martínez Campos, quien precisó que a las 12.00 horas habria un avance de unos cinco minutos para informar sobre las primeras horas de la Huelga General.

   No obstante, en el informativo del mediodía, a las 14.00 horas, se emitió solamente una tercera parte, ya que su duración habitual se vió reducida a 20 minutos, cuando lo habitual es de más de una hora. 

   Igualmente ocurrió con el informativo nocturno, a las 20.00 horas, que duró 20 minutos cuando lo habitual es de una hora y media, aunque al haber partido de la 'UEFA Champions League' suele ser de 30 minutos, por lo que sólo se vió reducido en unos diez minutos.

   En cuanto al centro territorial de TVE en Murcia, su director, Manuel Segura, ha subrayado que el informativo del mediodía, a las 14.00 horas, sería de una duración inferior a la habitual, que suele ser de unos 25 minutos, puesto que se realizó con el personal de servicios mínimos, que lo componen 12 trabajadores, a lo que habrá que sumar aquellos que no secundaron la jornada.

   Por contra, en lo que concierne a las televisiones privadas, sus contenidos informativos no se vieron afectados por la convocatoria de Huelga General. Así, en el caso de La Verdad TV, su informativo fue a la hora habitual, a las 21.30 y a las 23.30 horas.

   La jefa de Informativos y de Contenidos de La Verdad TV, Noelia Arroyo, ha enfatizado al respecto que la Huelga no repercutió en la programación, puesto que la mayoría de los trabajadores acudieron a su puesto de trabajo y "se sacó todo adelante".

   Por su parte, desde Popular TV en la Región de Murcia han precisado que se trabajó como un día cualquiera, y el informativo de las 21.00 horas se emitió con el mismo tiempo de duración, al trabajar la plantilla al completo; al igual que en Televisión Murciana, cuyo informativo, según el director adjunto, Pedro Rodríguez, se basó, casi en su totalidad, en temas de la Huelga General.

Los sindicatos destacan el éxito de la huelga general en la Región de Murcia mientras la CROEM la cifra en el 15%

MURCIA.- Los sindicatos CCOO y UGT han destacado el "éxito rotundo" de la jornada de huelga general en la Región de Murcia, cuya participación es superior al 70 por ciento --75 por ciento en el caso de Cartagena--, lo que supone un seguimiento "masivo", aunque han visto "exagerado" el dispositivo policial en una huelga que, a su juicio, "es la más justificada de todas las generales".

   Así lo han manifestado los secretarios generales en Murcia de sendos sindicatos, Daniel Bueno y Antonio Jiménez, respectivamente, quienes han mostrado su sorpresa por los datos ofrecidos por la portavoz del Gobierno regional, María Pedro Reverte, porque "es menospreciar la realidad que los sindicatos hemos observado en calles de Murcia y establecimientos públicos que hemos visitado, ya que la incidencia es mayor", sostiene Bueno.

   De igual forma se han mostrado en desacuerdo con la información aportada por el delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, sobre la actividad en el Valle de Escombreras (Cartagena). "Tendrá otro Valle de Escombreras en Murcia, ya que en Repsol se ha trabajado con normalidad solo en los servicios mínimos y en otras empresas nos consta que han cerrado mayoritariamente".

   En esta línea, Jiménez ha visto una "exageración" el despliegue de "3.000 agentes", sobre lo que se ha referido a las palabras de González Tovar, "que ayer apelaba a la responsabilidad de los huelguistas para que no se produjeran incidentes y no apelaba a la responsabilidad de otros sectores sociales".

   A su juicio, esos 3.000 agentes "hubieran sido más efectivos si en los dos o tres meses anteriores a la huelga hubieran enfocado su actividad hacia otros sectores sociales y no precisamente a los trabajadores".

   Y es que, aunque la jornada se ha desarrollado prácticamente con "absoluta normalidad", se han registrado algunos incidentes que aunque han sido "mínimos", sí que han ocasionado "forcejeos" con las FCSE que, en opinión de las organizaciones sindicales", han impedido que podamos ejercer con buenas condiciones los derechos que se nos asiste a los piquetes para informar de la huelga".

   "Parece que es como si desconfiaran de los trabajadores y pensaran que queremos acabar con las empresas", algo que, según ha precisado Bueno, "no tiene sentido, ya que son las que nos dan de comer".

   Desde UGT, su secretario general en Murcia ha hablado de "pequeños forcejeos en el campus universitario de Espinardo, en las cocheras de LatBus y en la estación de autobuses de San Andrés". "Es la tensión que se produce cuando los piquetes quieren informar y encuentran dificultades para desarrollar esa función legal", ha matizado.

   Por su parte, Daniel Bueno ha manifestado que los agentes "no nos dejaban comprobar esos servicios mínimos, ya que en vez de permitirnos comprobar que los autobuses que salían tenían en regla su hoja de servicios mínimos, han puesto un cordón para aislar el piquete y dejar salir a los autobuses de golpe".

   No obstante, Jiménez ha dejado claro que "es la huelga más justificada de todas las generales que se ha producido en el país", puesto que se está, según ha subrayado, ante "la peor reforma laboral de la democracia, que fomenta el despido, recorta los derechos y no avanza en productividad ni facilita la competitividad de empresas". 

   Una reforma, en definitiva, que "avanza en la inestabilidad laboral y es muy perjudicial", por lo que esta jornada de huelga "es muy justificada". Respecto a anteriores huelgas generales, Bueno ha enfatizado que "es la que aparentemente más aislados hemos hecho de apoyos políticos".

   De ahí que no han dudado en resaltar el "éxito rotundo" de esta convocatoria y "del ejercicio libre de derecho de huelga, pese al gran piquete antihuelga que ha amedrentado".

   Es por ello por lo que Jiménez ha considerado que al Gobierno de la nación "no le queda otra que la rectificación y promover las reformas reglamentarias y legislativas que sean necesarias, acordes con esta voluntad popular que hoy se ha demostrado".

   Mientras que su homólogo en CCOO ha dicho que "no es posible que el Gobierno de la nación no tenga en cuenta las inquietudes de más de 10 millones de trabajadores que hoy han ido a la huelga en el país, porque no se puede gobernar de espaldas a esos trabajadores, ni a los 4,6 millones de parados en el país".

   "Esta huelga debe significar un nuevo rumbo hacia la esperanza de los trabajadores de este país de que vamos a salir de la crisis sin perder derechos ni protección social", ha declarado.

   Para finalizar su comparecencia ante los medios, han hecho un llamamiento a la sociedad para que acuda a la manifestación que esta tarde se desarrolló en la capital murciana, a las 18.00 horas. El punto de inicio era en la Plaza Fuensanta para concluir con la lectura de un manifiesto frente a la Delegación del Gobierno.

Pero la huelga  ha sido valorada de forma dispar en lo que respecta a su seguimiento en la Región de Murcia, ya que mientras la Comunidad Autónoma dio un 3,07 por ciento en lo que concierne exclusivamente a servicios de la Administración regional, los sindicatos CC.OO y UGT hablaban de un 70 por ciento --75 por ciento en el caso del Campo de Cartagena--, y calificaban la jornada de "éxito rotundo".


   Por su parte, la patronal murciana Croem ha afirmado que el seguimiento de la huelga en la Comunidad Autónoma "apenas ha sido del 15 por ciento", y que todos los sectores, tanto públicos como privados, han desarrollado su actividad "sin ninguna incidencia" y con "total normalidad", todo ello en base a un seguimiento efectuado por la Confederación de forma "objetiva" del desarrollo de la huelga por grupos de actividad económica.