martes, 25 de mayo de 2010

Fallece Carlos Valcárcel Mavor, cronista oficial de la ciudad de Murcia, tras cumplir 89 años

MURCIA.- El cronista oficial de la ciudad de Murcia, Carlos Valcárcel Mavor, además padre del actual presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel Siso, falleció hoy a mediodía, y en paz, en su propio domicilio a los 89 años recién cumplidos, según confirmaron poco después fuentes del Gobierno regional. Era persona muy conocida en la ciudad por su arraigo y conocimiento de las costumbres populares de Murcia, que puso su nombre a la calle donde vivía.


En esta hora, pocos saben de su discreta intermediación desinteresada para el ciudadano de a pié al objeto de facilitarle alguna gestión necesaria o urgente cerca de poderes públicos a los que él tenía acceso privilegiado. Y algunos más, de su defensa de la Virgen de la Arrixaca y de la figura del rey Alfonso X el Sabio, símbolos de nuestro pueblo que reivindicó con suma paciencia hasta su reconocimiento público reciente.

Carlos Valcárcel sufría en los últimos meses serios problemas de salud que le obligaban a ingresar periódicamente en centros hospitalarios aunque sin perder en ningún momento su acendrado sentido del humor con el personal a su cuidado.

Valcárcel Mavor falleció a mediodía de hoy en su casa de Murcia a consecuencia de una larga enfermedad pero rodeado de sus seres queridos.

La misa funeral se celebrará mañana, a las 11.00 horas, en la Iglesia del Carmen, en Murcia, y posteriormente será inhumado en el cementerio de Nuestro Padre Jesús, de Espinardo.

Sus restos se encuentran en el cercano Tanatorio de Jesús, en Espinardo, desde poco después de fallecer en su domicilio del norte de la ciudad de Murcia, junto al Club de Tenis, debido a su complicado estado de salud.

Decenas de personas se acercaron ya esta tarde a darle un último adiós al cronista oficial de Murcia, entre otras, los ex presidentes socialistas de la Comunidad Autónoma, Carlos Collado y María Antonia Martínez; el presidente de la Autoridad Portuaria de Cartagena, Adrián Ángel Viudes; el presidente del Consejo Social de la Universidad de Murcia, Juan Bernal; el ex consejero y ex rector de la Universidad Politécnica de Cartagena, Juan Ramón Medina Precioso, y el conocido inversor e intermediario de grandes negocios, Miguel Vivancos.

Desde primeras horas de la tarde autoridades políticas, jurídicas, económicas y sociales acudieron al tanatorio a dar muestras de apoyo a la familia de Valcárcel Mavor, entre los que se encuentran el delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Rafael González Tovar, el presidente de La Rioja, Pedro Sanz, y el presidente de la Asamblea Regional, Francisco Celdrán.

Igualmente, acudieron el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Región, Juan Martínez Moya, el presidente territorial de Caja Mediterráneo, Ángel Martínez, entre otros, así como el secretario general del PSRM-PSOE, Pedro Saura, y el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, Juan Carlos Ruiz.

González Tovar quiso destacar la pérdida de "una seña de identidad de Murcia, cronista de la villa, gran maestro de Murcia, de sus raíces culturales y del folklore".

"Ha sido un maestro en esa asignatura de la Región, y las calles de Murcia lo echarán de menos", subrayó.

Martínez Moya, quien acudió junto al presidente de la Audiencia Provincial, Andrés Pacheco, y el fiscal superior, Manuel López Bernal, ensalzó la figura del cronista oficial de Murcia, y mostró su pesar en la despedida de "un caballero en el sentido noble de la palabra".

Por su parte, el secretario general del PSRM-PSOE, Pedro Saura, quiso mostrar su pésame y manifestó que se trata de momentos "difíciles en la vida de cualquier persona", y dijo que, en este instante, "hemos querido estar todos con ellos y darle el pésame de toda la familia socialista".

Saura, quien acudió acompañado del viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea Regional, Francisco Javier Oñate, puso de relieve que Valcárcel Mavor era una persona "muy querida en la Región, conocida, polifacética y extrovertida, un murciano de bien", y destacó que es el momento "de estar con el presidente y con su familia".

El ex vicepresidente del Gobierno regional, Antonio Gómez Fayrén, ensalzó la figura de Valcárcel Mavor como la del personaje "más querido de la Región de Murcia", y afirmó que su obra "demuestra capacidad de querer y conocer su tierra".

Al velatorio también acudió el portavoz regional del Partido Popular, José Antonio Ruiz Vivo, quien quiso incidir en que se trata de "un hombre irrepetible, embajador de Murcia, que nos deja una profunda ausencia y un sentimiento de dolor", al tiempo que ofreció el "más sentido pésame" desde el Partido Popular.

El consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, destacó su "gran sentido del humor", y lo consideró "una de las pérdidas más irreparables para la Región, conocedor de las costumbres y culturas de la Región, que luchó para preservar esas costumbres con un perfil irrepetible".

El consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, José Ballesta, dijo que hoy falta "un hombre que ha marcado una época en la Región de Murcia", y alabó su figura, que representa "lo más noble y lo más puro de la identidad murciana".

También acudieron al velatorio la consejera de Presidencia y Administraciones Públicas, María Pedro Reverte, la titular de Economía y Hacienda, Inmaculada García, la de Sanidad y Consumo, María Ángeles Palacios, y el de Educación y Empleo, Constantino Sotoca, junto a los alcaldes de Lorca, Francisco Jódar, Molina de Segura, Eduardo Contreras, y Yecla, Juan Miguel Benedicto.

Mas entrada la tarde, acudieron el obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, el destacado empresario Tomás Fuertes, y el presidente ejecutivo de Caja Murcia, Carlos Egea, aunque desde primera hora hizo acto de presencia el vicepresidente de la citada entidad, Antonio Sánchez Carrillo, más que íntimo de la familia doliente.

No faltaron a la despedida viejos amigos octogenarios del finado, como el abogado y viejo falangista Luis Romero Arenaza, y los legendarios pequeños comerciantes del centro de la ciudad, Luis Oñate y Adrián Massotti.

Otros asistentes al tanatorio fueron el ex delegado del Gobierno José Joaquín Peñarrubia, la eurodiputada Cristina Gutiérrez-Cortines, los secretarios regionales de UGT y CC OO, Antonio Jiménez y Daniel Bueno, el presidente y el secretario general de la CROEM, Miguel del Toro y Clemente García, y el coordinador regional de Izquierda Unida, José Antonio Pujante.

Pésame del alcalde de Murcia

El alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, manifestó hoy, tras volver de Madrid de una reunión en la Federación Española de Municipios y Provincias y acudir a última hora a la capilla ardiente, su profundo dolor y tristeza por el fallecimiento del cronista.

Cámara destacó las muchas cualidades profesionales y humanas que poseía Valcárcel y su estrecha y sentida vinculación a Murcia, al tiempo que envió su más sentido pésame a la familia del fallecido.

En opinión del alcalde, "la ciudad ha perdido a uno de sus más queridos hijos, siempre dispuesto a ensalzar su tierra y sus gentes, hombre de plática afable que, durante años, ha tenido su reflejo en la prensa murciana y en sus numerosas obras publicadas".

Cámara recordó que Carlos Valcárcel Mavor desempeñó a lo largo de su vida una intensa labor y recordó su paso como director del Festival del Folklore Mediterráneo y del Museo del Traje Popular. "Siempre se ha orientado a mejorar la imagen de la ciudad de Murcia a través de una cuidada divulgación".

Precisamente, una de las últimas apariciones del fallecido fue el pasado mes de diciembre de 2009, cuando recibió de manos del alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, el título de Hijo Adoptivo de la Ciudad, un reconocimiento que, según él mismo desveló, agradeció "lleno de honra, honor y orgullo".

Éste, uno de los reconocimientos más apreciados y emotivos de su vida, le hizo exclamar: "Nunca hubiera soñado llegar a ser hijo adoptivo de Murcia, aunque me siento hijo del corazón en mi memoria y en mi alma. Hasta mi muerte pienso vivir en Murcia".

Carlos Valcárcel Mavor atesora los nombramientos de Gran Pez del Entierro de la Sardina y Cronista Oficial de la Ciudad de Murcia, junto a otras distinciones de las Fiestas de Moros y Cristianos, del Bando de la Huerta, de las Campanas de Auroros y de la Hermandad del Rocío, de Murcia.

Durante aquel acto, su hijo, Ramón Luis Valcárcel, desveló los recuerdos de su infancia para destacar el enorme amor que su padre, al que describió como un "erudito", le inculcó a él y su familia por la historia, cultura y tradiciones del municipio, citando la influencia de las campanas de Auroros y de la Semana Santa, para acabar resumiendo la vida de Carlos Valcárcel con una palabra: "murcianía".

Biografía

Este autodidacta, casado con Mari Cruz Siso Oliver, era padre de cinco hijos, entre los que se encuentra, además del presidente autonómico y la concejala en el Ayuntamiento de Murcia, Isabel, su primogénita Mari Cruz, empleada de Caja Murcia; Marta, la empresaria, y el conocido abogado, Carlos Valcárcel Siso, presidente de la Archicofradía de la Preciosisima Sangre, que desfila la noche del Miércoles Santo murciano. También tenía 12 nietos el viejo cronista hoy fallecido.

Todo los miércoles la familia Valcárcel-Siso se reunía en casa de los padres para almorzar juntos, siempre que las ocupaciones de sus diversos miembros no lo impidiesen. Esa tradición se ha venido manteniendo hasta hace bien poco, sólo interrumpida por la última fase de la enfermedad del padre, al que también adoraban y admiraban sus yernos.

Nacido en Cieza, el 16 de mayo de 1921, Carlos Valcárcel siempre estuvo muy vinculado a la capital, de la que era Cronista Oficial e Hijo Adoptivo. Fundador hace 50 años de la Hermandad del Cristo de la Misericordia y ex presidente de los 'coloraos', demostraba su decidido acercamiento a la cultura y tradición de su tierra [en más de doscientas ocasiones fue pregonero de fiestas y procesiones de Semana Santa] de las que dejó reflejo en libros y en crónicas en los periódicos murcianos, con los que colaboraba asiduamente desde el año 1945.

Fue Jefe de Relaciones Públicas y Protocolo de la extinta Diputación Provincial así como secretario personal del que fue su presidente, don Agustín Virgili, al ser un claro adicto al régimen del general Franco desde sus comienzos. También trabajó durante un tiempo, y con anterioridad, en el Instituto Nacional de Previsión aunque poco después lo dejó.

Sus opúsculos son de consulta algo obligada para conocer fiestas, tradiciones y expresiones populares de Murcia. Se confesaba un enamorado de sus ya casi desaparecidas tabernas y era un admirador empedernido de nuestros caldos, especialmente del vino de Jumilla, que hasta hace poco saboreaba a diario en el bar 'El Yiyi'.

Las gentes de Torrevieja, donde veraneaba desde su juventud, también le echarán de menos este mes de agosto. Era, además, portador en Murcia de la capa española y exponente clásico de un mundo que hoy se perdió definitivamente con su desaparición del ambiente urbano de la capital.

El magistrado Quiñonero implica en presunta corrupción al ex alcalde socialista de Lorca, Miguel Navarro

LORCA.- El ex alcalde Miguel Navarro Molina «conocía el funcionamiento del sistema de caja de Limusa, absolutamente ilícito y se benefició y lucró personalmente haciendo uso del mismo». Así se señala en el auto de Enrique Quiñonero Cervantes, magistrado-instructor, de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que ayer se hizo público y hoy recoge 'La Verdad'.

En este auto, el TSJ transforma el procedimiento en abreviado e insta a las partes a presentar las alegaciones que consideren oportunas antes de continuar con el proceso.

Además, el Tribunal «decreta el sobreseimiento y archivo» de dos imputados, los ex concejales del Partido Popular, Jesús López Molina y Fernando Otálora Muñoz, y mantiene abiertas las de 16, entre los que se encuentran el ex alcalde, Miguel Navarro; tres ex concejales socialistas, el diputado regional Bartolomé Soler, Jesús Molina y Manuel Sevilla; el ex interventor del Ayuntamiento, Francisco Poyato; el ex director de Limusa, Francisco Gil Eguino; y su mujer y su hermano, Ofelia González y Alfredo Gil Eguino.

También forman parte de la nómina de imputados, que recoge el auto del Alto Tribunal, los proveedores de Limusa, Juan Antonio Ortega y Nicasio Gázquez; el interventor accidental del Ayuntamiento, Juan José Martínez; y cinco funcionarios del Consistorio vinculados con el servicio municipal de Intervención, María del Mar Bastida Ibáñez, Carmelo Martínez Rael, María Pilar Lorente López, Antonio Manzanares Martínez y Francisco Bartolomé Ruiz Franco.

El magistrado-instructor asegura en el caso del ex alcalde Miguel Navarro que «su imputación» se basa en las diligencias practicadas, en su día, por el Juzgado Número 4 de Lorca, «de las que este procedimiento es continuación», de manera que «este instructor» no ha practicado diligencias diferentes a las realizadas en Lorca.

En el auto del TSJ se señala que Navarro «recibió dinero en efectivo» correspondiente a diversos gastos, en concreto «comidas sin justificación, pues muchas de ellas se emiten en sábados y domingos» por restaurantes y marisquerías de Águilas y «próximas a su vivienda de Calabardina».

Y se apunta un dato que «permite creer» que «conocía el sistema irregular de pago» que se hacía desde Limusa, ya que «él mismo hizo uso del citado sistema en su propio beneficio», pues «cobró de Limusa dinero en efectivo para cubrir gastos particulares». Esos gastos «no pasaron» por la Secretaría del Ayuntamiento, ni por Intervención, «ni se sometieron al sistema de aprobación por la Junta correspondiente».

Llama la atención, el TSJ, que el propio Navarro, en su declaración, afirmase que recordaba que en una ocasión, «como tenía un taco de facturas de comidas y no había dinero en el Ayuntamiento, llamó al director de Limusa y recibió el dinero en efectivo y en mano». En su declaración también reconoce, según el auto, «que podía haber cometido el error de haber incluido alguna factura de comida familiar como gasto de representación».

Del diputado regional socialista, Bartolomé Soler, que fue consejero delegado de Limusa desde el 28 de julio de 2003 hasta el 11 de julio de 2007, el magistrado-instructor afirma que «existen datos que dan veracidad a que el señor Soler ha podido tener participación en gastos, comidas y viajes cargados a Limusa, sin que haya justificación de actuación o actividad propia del cargo que los justifique».

El señor Soler, en su declaración, reconoce que en alguna ocasión había presentado facturas directamente y se las habían pagado, aunque negó otros extremos y «trató de justificar, con documentación variopinta, su asistencia a determinadas comidas, viajes y otras actividades».
Y señala que «existen documentos firmados por el señor Soler, sin que negara su firma, por los que autoriza a D. Francisco Gil a utilizar las instalaciones de Limusa para la gestión de sus empresas privadas».

En concreto, se «autoriza» la utilización del ordenador de Limusa para «guardar la contabilidad de sociedades dedicadas a la promoción de viviendas». Hay también, señala el Alto Tribunal, un documento, firmado por el señor Soler, que «autoriza a Francisco Gil para que los honorarios de su defensa por denuncia interpuesta contra él, fuesen cargados a Limusa».

Igualmente, se detalla que Soler «acudió a comidas, viajes y otros fastos, cargados en Limusa», aunque esto último fue «negado repetida, firme y tajantemente en su declaración». Y agrega que «conocía, finalmente, el imputado las irregularidades contables de Limusa», pues el «denunciante inicial» se las había participado «personalmente».

Del ex director de Limusa, Francisco Ignacio Gil Eguino, afirma que «ha producido, al menos desde el año 2002, un auténtico desajuste en el control de cuentas, sistema de dietas, salarios, administración de bienes, contrataciones, pagos, viajes, comidas... Como consecuencia de ese modo de proceder ha obtenido un ilícito enriquecimiento para él mismo y para otros que se citarán».

Añade que de forma arbitraria «utilizó habitualmente» la estructura de Limusa en su «propio beneficio». Utilizó no sólo los medios materiales de la entidad Limusa, sino también personales. «Exigía y presionaba» a los trabajadores de la empresa para que dedicaran gran parte de su jornada laboral al desempeño de labores «que nada tenían que ver con su función».

Les compelía a hacer «trabajos impropios» como «limpieza de vehículos, actividades personales de su entorno familiar» e incluso «obligó» a algunos empleados a la «destrucción» de documentación y al «borrado» de datos informáticos.

Fueron cargados, según el magistrado-instructor, en las cuentas de Limusa «teléfonos móviles, alguna televisión, GPS y recargas de móvil». Hay «comidas en fines de semana», desplazamientos a Madrid y Barcelona para acudir a partidos de fútbol y dos viajes a Sevilla «en los que se efectuaron importantes cargos, por importes elevados, en una casa de 'alterne' con acogedor nombre 'La Casita', en donde se efectuaron pagos de una nada desdeñable cantidad».

Llama también la atención a este instructor, se reseña en el auto del Tribunal Superior de Justicia, que el señor Gil Eguino en su declaración dijo textualmente, refiriéndose a todas sus actividades, «esto se hace, se ha hecho y se hará».

Afectados por expropiaciones del aeropuerto volverán a sus fincas el próximo jueves tras el "fracaso" de negociaciones

MURCIA.- Los agricultores afectados por las expropiaciones del Aeropuerto de Corvera volverán a sus fincas el próximo jueves, día 27, con sus tractores y aperos de labranza para reiniciar el cultivo en sus tierras, tras el "fracaso" de las repetidas negociaciones para el pago de las indemnizaciones.

Así, será a las 10.30 horas del jueves cuando los agricultores lleven a efecto dicha acción, ya que consideran, según fuentes de COAG, que "se trata de una incautación de sus bienes y no de una expropiación".

Y es que, según las fuentes, "están hartos de los continuos fracasos tras las numerosas reuniones celebradas hasta ahora para poder negociar las indemnizaciones debidas por la expropiación de terrenos para la construcción de esta infraestructura, mantenidas tanto con las empresas promotoras, con Sacyr a la cabeza, como con la propia Administración regional".

Hace unas semanas, se concentraron a las puertas de San Esteban, sede del Ejecutivo murciano, para reclamar a la Comunidad que medie con la empresa concesionaria (Aeromur) --liderada por la constructora Sacyr Vallehermoso-- y ésta "ofrezca un precio justo" por los terrenos.

Con pancartas en las que se podía leer 'Expropiados aeropuerto, pago justo ya', 'Valcárcel te hemos votado y nos has defraudado', 'Valcárcel cuánto te pagará Sacyr que no quieres salir' y 'Que nos paguen ya un precio justo', los propietarios de estos terrenos, apoyados por miembros de COAG, aseguraron que están dispuestos a "llegar hasta el final".

El presidente de COAG Cartagena, Vicente Carrión, se refirió a esta situación como una verdadera "tomadura de pelo", porque se les oferta, precisó, 1,40 euros el metro cuadrado.

El Ayuntamiento de Murcia es el octavo más endeudado de España y el primero de la Región

MURCIA.- El Ayuntamiento de Murcia es el octavo más endeudado de España, con una deuda viva que asciende a 258,5 millones de euros a 31 de diciembre de 2009, sólo por detrás de Madrid, que ocupa la primera posición con 6.776,8 millones de euros, Valencia (834,2 millones de euros), Barcelona (753 millones de euros), Zaragoza (751,9 millones de euros), Málaga (719,7 millones de euros), Sevilla (522,1 millones de euros), y Córdoba (312,5 millones de euros).

La deuda del Ayuntamiento de Murcia es la mayor de la Comunidad Autónoma por municipios, seguida de Cartagena, que ocupa la posición 23 del conjunto de España con 129,4 millones de euros. A continuación se encuentra Lorca en la posición 60 con 61,3 millones de euros de deuda, según se desprende de un estudio del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

El siguiente municipio en la lista es Totana, en la posición 109 del conjunto de ayuntamientos españoles, con una deuda que asciende a 38,4 millones de euros, seguido de Molina de Segura con una deuda de 34,9 millones de euros en la posición 115, y Alcantarilla que con 33,8 millones de euros ocupa el puesto 119.

El Real Decreto Ley de medidas antidéficit estableció ayer una serie de medidas para garantizar la contribución de las entidades locales a la reducción del déficit público, entre ellas la prohibición de endeudarse a largo plazo desde mañana, fecha de la entrada en vigor de la norma, hasta el 31 de diciembre de 2011, que el Gobierno retrasó hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) hasta enero de 2011.

La restricción del crédito a largo plazo a los ayuntamientos hasta 2012 para la financiación de posibles inversiones que recoge el Real Decreto de recortes no debería aplicarse a todas las entidades locales por igual, sino que habría de contemplar si tienen déficit o no, según el secretario general Gestha, José María Mollinedo.

En un comunicado, Mollinedo considera que el trato a los ayuntamientos no puede ser "lineal". "No se puede hacer 'tabla rasa' para todos los ayuntamientos tengan o no déficit", añadió.

A su juicio, habría que aplicar la ley de Haciendas Locales que exige una autorización del Ministerio de Economía y Hacienda para los ayuntamientos con déficit que quieran contratar un préstamo a largo plazo para financiar inversiones.

De esta forma, Gestha estima que en última instancia el Ministerio de Economía y Hacienda "es corresponsable del endeudamiento de las entidades locales" por haber autorizado estos préstamos sin las suficientes garantías.

Por otro lado, los datos de Gestha indican que los ayuntamientos más endeudados son los de Madrid (6.776,8 millones de euros), Valencia (834,2 millones) y la Diputación Foral de Vizcaya (758,5 millones). Les siguen de cerca Barcelona (753 millones), Zaragoza (751,9 millones) y Málaga (719,7 millones).

Manuel Pizarro supone que el SIP de la CAM "será bueno"

VALENCIA.- El presidente de la Fundación Ibercaja, Manuel Pizarro, afirmó hoy que supone que la integración de CAM, Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria en un Sistema Institucional de Protección (SIP)

"será buena" si lo han "elegido" las partes, aunque advirtió de que las denominadas 'fusiones frías' son "un mecanismo un poco complejo". No obstante, señaló que hay que ver estas operaciones "con perspectiva" para evaluar su funcionamiento.

Pizarro se pronunció así en declaraciones a los periodistas antes de impartir en Valencia la conferencia 'Crisis económica y reforma de las cajas de ahorros', en un acto organizado por la Universidad Cardenal Herrera CEU con el que inaugura el Foro de Empresa.

Preguntado por la integración de CAM, Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria, destacó que tiene "un gran afecto" a la CAM, por lo que le deseó "que le vaya muy bien", al tiempo que subrayó que Cajastur es "una gran caja".

"Ha elegido la mejor compañía", agregó.

En su opinión, cada caja "tiene que encontrar su sitio en el mercado" y "tomar su camino" para "poder sobrevivir en medio de la crisis y dar servicio" a las regiones donde se encuentran. "La decisión es de ellos, los demás no podemos decir nada", dijo.

Pizarro recalcó que "las fusiones hay que verlas con perspectiva" e insistió en que son las cajas las que deben "elegir su camino".

"Cuando lo han elegido, supongo que será bueno", subrayó.

Además, aseguró que conoce el funcionamiento de las cuatro cajas que se integran en este SIP y respecto a las entidades que acompañarán a CAM, señaló: "Caja Asturias es una gran caja, lo ha hecho muy bien; Caja Extremadura también es una caja que está fenomenal, y en el caso de Caja Cantabria, sucede igual".

Así, deseó que "a través de un mecanismo un poco complejo, como son las 'fusiones frías', ganen en dimensión, abaraten costes --que es de lo que se trata, apostilló-- y den servicio en un momento en que los tipos están muy bajos, con lo cual el margen es muy pequeño" y remarcó que, en definitiva, el objetivo es "encontrar los instrumentos necesarios para poder competir".

El Gobierno rectifica y da siete meses más a los municipios para endeudarse

MADRID.- El Gobierno ha dado marcha atrás y ha publicado este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una corrección para retrasar hasta enero de 2011 la prohibición a los ayuntamientos de endeudarse a largo plazo.

Así, a partir del 1 de enero de 2011 hasta el 31 de diciembre de ese mismo año ni las entidades locales ni sus entidades dependientes clasificadas en el sector Administraciones Públicas podrán acudir al crédito público o privado a largo plazo, en cualquiera de sus modalidades, para financiar sus inversiones.

Es decir, los ayuntamientos no podrán endeudarse a largo plazo durante todo el año 2011, un cambio significativo respecto al contenido original del decreto antidéficit publicado ayer en el BOE, que establecía que esta prohibición entraría en vigor desde hoy hasta el 31 de enero de 2011.

De esta forma, los municipios españoles tendrán siete meses por delante para solicitar créditos públicos o privados a largo plazo que les ayuden a financiar sus proyectos.

Asimismo, también durante todo el año 2011 los ayuntamientos tampoco podrán sustituir total o parcialmente operaciones preexistentes, a excepción de aquellas que en valores actuales netos resulten beneficiosas para la entidad local en cuestión en el sentido de que ayudarían a reducir la carga financiara, el plazo de amortización o ambas cosas.

El decreto, que ahora deberá ser convalidado por el Parlamento, también contempla que las operaciones a corto plazo concertadas para cubrir situaciones transitorias de financiación deberán quedar canceladas a 31 de diciembre de cada año.

Precisamente, la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) ha convocado hoy a los alcaldes con representación en este organismo para analizar el contenido del decreto de medidas antidéficit.

Tras conocerse el lunes que el Gobierno iba a prohibir desde este martes hasta 2012 que los ayuntamientos pudieran pedir créditos, varios municipios y dirigentes políticos cargaron contra la decisión del Ejecutivo.

Una de las más críticas fue la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que calificó de "burrada" prohibir a los ayuntamientos endeudarse porque pondría en riesgo los servicios que prestan las corporaciones locales.

Por su parte, el alcalde socialista de Lleida, Àngel Ros, reprochó al Gobierno que practique el "café para todos" al prohibir que los consistorios se endeuden.

Desde el PP, su coordinador de Política Autonómica y Local, Juan Manuel Moreno, rechazó la medida y acusó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de generar "una enorme alarma" y de llevar a la "bancarrota" al conjunto de las corporaciones locales.

El decreto antidéficit establece además los destinos preferentes que deberán tener los ahorros de las entidades locales derivados de la reducción de gastos de personal en 2010 y 2011. Dichos destinos pasan en primer lugar por sanear sus remanentes negativos y, en segundo término, a reducir su nivel de endeudamiento a largo plazo.

En tercer lugar, podrán destinar este dinero a financiar inversiones, según consta en la norma.

Camps, profundamente satisfecho del acuerdo de la CAM

VALENCIA.- El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, se ha mostrado "profundamente satisfecho" del acuerdo que desembocará en la fusión de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) con Caja Cantabria, Cajastur y Caja Extremadura.

A su juicio, se trata de "un paso hacia adelante, sólido, potente, con garantía y con expectativa de crecimiento y de mucho futuro" y resaltó que la decisión es "acertada, equilibrada" y defiende el modelo de "una caja de ahorros en Alicante con potencia y expectativas", al tiempo que es una "apuesta novedosa".

El presidente del Consejo indicó que "hoy en un gran día para las entidades financieras de la Comunidad Valenciana" y para quienes "durante tantísimas generaciones han ido consolidando una entidad financiera del porte y de la importancia de la Caja de Ahorros del Mediterráneo". Camps dio la enhorabuena al presidente de la CAM, a su equipo directivo y a todos los trabajadores de la entidad.

Asimismo, recordó que ha mantenido que "cualquier decisión que tuviese que ver con el futuro de la CAM tenía que ser liderado por los órganos de dirección y con decisiones directamente relacionadas con apuestas y propuestas de tipo económico y social", porque esa tenía que ser "la forma de trabajo".

Así es como, afirmó, "se han ido desarrollando durante estos meses los distintos contactos que la Caja de Ahorros del Mediterráneo ha ido realizando" sobre los que, afirmó, ha tenido información "permanente".

En cualquier caso, insistió en que su postura ha sido respetar que se trataba de una decisión de la Caja de Ahorros del Mediterráneo y de sus órganos de dirección y sus equipos directivos.

El presidente de la Generalitat resaltó que se trata de una apuesta "novedosa, que permite la captación de fondos, la alianza con otras cajas de ahorro importantes del resto de España" que cuenta, según le comentó el presidente de la CAM, dijo, con el aval del Banco de España y que permite que Alicante "siga teniendo su sede operativa, su lugar de decisión, en la propia provincia".

También subrayó el "nulo coste social" del acuerdo, en el sentido de los trabajadores.

En su opinión, "todas las premisas que estaban previstas desde el inicio de la reflexión al respecto del futuro de las cajas en nuestra Comunidad se cumplen en su totalidad con la decisión que ayer se nos anunció por parte de las cuatro cajas de ahorro" así como "la posibilidad de seguir desarrollando el modelo de financiación y económico que nosotros entendemos y que entienden mejor que nadie nuestras cajas de ahorro: la cultura de la CAM, como la cultura de Bancaja, son culturas de financiar nuestro modelo de crecimiento y de prosperidad", algo que da un "plus de garantía y de fuerza".

Las cajas, dijo, son "factor de crecimiento, factor de prosperidad, de confianza y son factor de desarrollo económico para el futuro" por lo que dio la bienvenida a este acuerdo, aunque advirtió que hay que esperar las decisiones que se adopten en los respectivos consejos de administración.

También el Gobierno regional tachó hoy la fusión de CAM con Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura, anunciada ayer, de positiva. Así lo aseguró la portavoz del Ejecutivo murciano, María Pedro Reverte.

CajaMurcia, CajaGranada, Sa Nostra y Caixa Penedés mantienen conversaciones para formar un nuevo SIP

MADRID.- CajaMurcia, CajaGranada, Sa Nostra y Caixa Penedés, las cuatro cajas descolgadas de las conversaciones de Caja Cantabria, Cajastur y Caja Extremadura --que junto a CAM acordaron integrarse mediante una 'fusión fría'-- están manteniendo conversaciones para intentar llegar a un acuerdo en torno a la constitución de un nuevo Sistema Integrado de Protección (SIP) o 'fusión fría'.

Fuentes del sector indicaron que estas cuatro cajas "tienen un tamaño muy dimensionado, son muy parecidas entre sí y tienen arraigo regional".

La unión de estas cuatro entidades podría convertirlas en la cuarta o quinta entidad por volumen de negocio, con más de 100.000 millones de euros, o la sexta o séptima entidad por volumen de activos, con unos 80.000 millones. Además concentrarían su actividad en la zona de Levante y Madrid, según las fuentes consultadas.

Desde CajaGranada no quisieron confirmar esta posibilidad y se limitaron a apuntar que la caja granadina mantiene conversaciones con otras entidades con el fin de "lograr la mejor alianza estratégica posible".

Asimismo, apuntaron las "limitaciones" y condiciones que la caja granadina mantiene a la hora de afrontar conversaciones con otras cajas, como es "el mantenimiento de la marca, la absoluta lealtad con el territorio y el respeto a la plantilla".

CajaGranada destacó el "rigor y la seriedad" de su actuación en estas conversaciones.

La CAM halla novio en el norte /Jordi Cuenca

Tras varias semanas de vértigo y a punto de sonar la campana del Banco de España, Caja Mediterráneo (CAM) ha conseguido una alianza que, en apariencia, aleja los principales peligros que acechaban a la entidad. Como pedía la sociedad alicantina, no se fusionará con Bancaja.

También da la espalda a la operación mejor vista por el supervisor, la unión con Caja Madrid, que habría supuesto, más pronto o más tarde, su absorción. Además, consigue, en el plazo límite marcado por la institución gobernada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que concluía hoy, formar parte de una sociedad que le permitirá mejorar en capitalización -los activos totales superan los 135.000 millones- y en solvencia, la que aportará, principalmente, Cajastur.

Por contra, pese a duplicar en tamaño a la entidad asturiana, la CAM va a tener el mismo peso (un 40%) que esta última en el consejo que surgirá del SIP y, también muy relevante, el consejero delegado de la entidad será el presidente de Cajastur, Manuel Meléndez, quien, así, se convertirá en el principal gestor del nuevo grupo.

Pese a que los resultados de la CAM y sus ratios eran mejores que los de otras muchas entidades, la caja alicantina, una de las más activas en el sector inmobiliario -origen en buena medida de esta crisis- y la única que había emitido cuotas participativas, estaba en el punto de mira del Banco de España desde hace meses.

El supervisor apostaba por una radical reordenación del sistema financiero y había diseñado una fusión entre Caja Madrid, la CAM y Caixa Galicia, que contaba con el apoyo del PP nacional y del Gobierno. La entidad gallega, por voluntad del presidente de esa autonomía, Alberto Núñez Feijóo, se descolgó para al final unirse a Caixanova.

En noviembre del año pasado, parecía inminente un SIP (Sistema Institucional de Protección, también denominado fusión virtual porque se suman los balances pero se mantienen la marca, los órganos de gobierno y la naturaleza jurídica de los socios) entre las cajas alicantina y madrileña.

Fue entonces cuando el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, llamó a capítulo a los máximos responsables de la CAM, Modesto Crespo, y Bancaja, José Luis Olivas, para decirles que no permitiría la pérdida de una sede financiera y para pedirles que encargaran un informe a una consultora independiente que evaluara la viabilidad de una fusión entre las dos grandes entidades valencianas.

Fue el último intento. El documento confirmó que los costes de la operación serían tan elevados que ni vendiendo Bancaja sus participadas, como el 38% del Banco de Valencia o el 6% de Iberdrola, sería viable. Con esos números y el rechazo alicantino, sólo una decisión política podía relanzar el proyecto, pero la debilidad del Consell por el caso Gürtel era una losa descomunal, como se ha visto.

Aún así se hizo un último y de nuevo fallido intento hace dos semanas, cuando una desesperada CAM fracasó en sus negociaciones con Cajamurcia. Es conocido que todas las cajas -tal vez con la excepción de La Caixa- llevan meses hablando con todas las demás y en especial aquéllas que fueron señaladas por el Banco de España. Como la CAM. De ahí que Bancaja, con vía libre para seguir sola, apueste por esperar a la segunda oleada de fusiones, que prevé para dentro de dos años.

Negociaciones

La entidad alicantina ha cometido el grave error de estar, como quien dice, negociando en la plaza pública, lo que la ha puesto en una situación de extrema debilidad ante posibles socios. Todos aquellos a los que se ha acercado porque tenían unos mejores números, han sido muy exigentes, pese a tener un tamaño en ocasiones tres veces inferior.

Como apuntan fuentes financieras, parece lógico que piensen que si son ellos los que han de solucionarle los problemas también han de ser quienes tengan la sartén por el mango. Sucedió con Cajamurcia, que logró grandes ventajas y con la que rompió cuando su presidente, Carlos Egea, exigió ser el ejecutivo principal durante cinco años. Inaceptable.

Con la vizcaína BBK, que ayer dio por rotas las negociaciones, ha sucedido algo parecido en los últimos días. Exigió la mayoría en el banco que crearían con su SIP. También inaceptable.

Con Cajastur, que está en proceso de digestión de la intervenida Caja Castilla-La Mancha, sí ha habido acuerdo, pero también ventajoso para la entidad del norte. El ultimátum del Banco de España a la CAM concluía hoy, aunque también es cierto que en este caso han entrado otras dos cajas (Cantabria y Extemadura), lo que permitirá alianzas en la toma de decisiones.

CAM provoca el enfado de Rodrigo Rato tras despreciar la opción de Caja Madrid

CAM no ha esperado a ninguno de sus candidatos oficiales. La entidad valenciana anunció ayer lunes por la tarde su integración virtual en un SIP (Sistema Institucional de Protección) con Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria. Tres entidades entre las que no figura Caja Madrid, para disgusto de su presidente Rodrigo Rato, que recibió con sorpresa y enfado la noticia después de haberse postulado como referente para liderar un proceso de fusión diagonal del que ya se había caído la gallega Caixa Galicia, según 'El Confidencial'.

La entidad madrileña no tuvo margen de maniobra después de que CAM fracasara en su último intento de fusión. La caja de Alicante y Murcia, también bajo la órbita política del PP, negoció hasta el último instante un acuerdo bilateral con la vizcaína BBK. Esta opción, sin embargo, no recibió el último visto bueno por parte del presidente de la Comunidad de Valencia, Francisco Camps, al conocer que se trataba de una operación desigual, que sacaba el domicilio social a una región que no era neutra para sus intereses.

Descartada la solución BBK, una de las cajas fuertes en el proceso de reordenación del sistema que pujó por CCM, la caja de ahorros valenciana se entregó a la opción abanderada por Cajastur, rival de la vasca en la subasta de la primera caja intervenida. En este caso, la alternativa liderada por la asturiana aglutina un proyecto de SIP con otras entidades más pequeñas, caso de Caja Cantabria y Caja Extremadura, todas bajo la órbita socialista, que ya tenían apalabrado su protocolo de fusión virtual.

La salida elegida por CAM, que compartirá un 40% de peso en el SIP con Cajastur, por un 11% de Caja Extremadura y un 9% de Caja Cantabria, permite a la entidad valenciana salvar su dilución en BBK, que exigía mayoría en los órganos de poder, o en Caja Madrid, donde Rato esperaba integrar a las cajas populares de Valencia y Galicia. Esta diagonal, aceptada por el Banco de España, ha topado con la oposición de los barones regionales del PP, que han ignorado el plan con el que Mariano Rajoy ilusionó al presidente de la madrileña.

“Hemos tenido que tomar una solución de urgencia”, explican desde el consejo de administración de CAM. “Aunque la situación de la caja no es mala, existía una corriente de opinión que había que neutralizar. Esto sirve para que nos tranquilicemos todos”, subrayan con desahogo, después de que la caja formara parte de quinielas con entidades urgidas por el Banco de España para culminar un proceso de fusión que les permitiera acceder a las ayudas del FROB. Y en este contexto, el caso de Cajasur aceleró los tiempos.

Además de Rato, el enfado con Camps es compartido por buena parte del poder económico de Valencia. “Ni se lo ha creído, ni le ha interesado”, comenta un financiero valenciano. “Por desgracia, el presidente de nuestra comunidad está dedicado a otras tareas que tienen que ver más con sus intereses personales”. El barón popular no se implicó en ninguna de las alternativas locales que los valencianistas esperaban cerrar: la fusión con la también valenciana Bancaja o con la vecina Caja Murcia, también perteneciente a la esfera del PP.

Manuel Menéndez, el hombre fuerte

Mientras tanto, el acuerdo de SIP sienta las bases para la tercera caja de ahorros del sistema, con unos activos bajo gestión de 135.000 millones de euros, una red de 2.300 oficinas, 14.000 empleados y un volumen de negocio de 177.000 millones. Como en otras fusiones, “cada caja mantiene su personalidad jurídica, su implantación regional de negocio minorista, así como sus órganos de gobierno y obra social independientes, poniendo en común política de riesgos, tesorería, calificación crediticia, control interno y requerimientos regulatorios”.

Según los datos facilitados, la entidad resultante arroja unos fundamentales más acordes con las exigencias del mercado: ratio de solvencia del 12%, TIER 1 del 9,4% y core capital de 7,6%, sin contar la futura entrada de capital vía FROB, aunque de momento las cuatro cajas no han definido el importe que solicitarán para consolidar su proceso de integración. Además, no hay que olvidar que Cajastur tiene aún pendiente la absorción del CCM, para la que también recibió ayudas el fondo controlado por el Banco de España.

Respecto al reparto de poder, la nueva estructura será encabezada por Modesto Crespo, actual presidente de CAM, mientras que el primer ejecutivo será Manuel Menéndez, director general de Cajastur. Por su parte, el presidente de Caja Extremadura, Víctor Bravo (ex alto cargo de Economía de la Junta de Extremadura), será vicepresidente primero, mientras que su homólogo de Caja Cantabria, Enrique Ambrosio (catedrático de Organización de Empresas y ex dirigente del PSOE), vicepresidente tercero.

La vasca BBK quedó fuera del SIP, ya que exigía el 51%

OVIEDO.- Cajastur negociaba desde hacía varios meses con Caja Cantabria y Caja Extremadura para conformar una fusión fría en la que al principio también participaban Cajamurcia, Caixa Penedés, Sa Nostra e incluso llegó a apuntarse Caja Granada. Pero finalmente el grupo se dividió y las cajas asturiana, cántabra y extremeña decidieron continuar en solitario, según el periódico 'La Nueva España'.

CAM y Cajamurcia también lo intentaron por su parte, pero finalmente la relación se rompió la semana pasada, después de un fin de semana de intensas negociaciones y cuando en el sector ya se daba por hecha la fusión. Cajamurcia ha buscado otros socios y distintas fuentes aseguran que está negociando con las cajas que inicialmente también estaban en la SIP con Cajastur.

La caja alicantino-murciana, por su parte, inició negociaciones con Bilbao Bilkaia Kutxa (BBK), en las que también participó Cajastur. La entidad vasca exigía liderar el proceso y además el 51% del nuevo negocio, a lo que CAM, de dimensiones mucho mayores, se negó en redondo.

Ante los desacuerdos entre ambas, Cajastur decidió dar un paso atrás para que las otras dos entidades limaran diferencias. Pero no fue así, y las negociaciones se rompieron definitivamente. Al parecer, según otros negociadores, «le faltó cintura y mano izquierda a la BBK en sus exigencias». Y es que CAM, pese a sus dificultades, es una caja sólida y con peso.

CAM tomó entonces la iniciativa de llamar de nuevo a Cajastur, que ya estaba resuelta a impulsar el acuerdo definitivo con Caja Cantabria y Caja Extremadura. Como el problema con la BBK había sido el peso de cada entidad en la SIP, se buscó una fórmula que permitiera la participación de las cuatro «de manera razonable» y en función de su peso. Así se llegó al acuerdo de que Cajastur y CAM tuvieran el 40% cada una; Caja Extremadura, el 11%, y Caja Cantabria, el 9%.

La propuesta se trasladó al Banco de España, donde gustó el proyecto aunque con un reparo: las posibles complicaciones de un reparto tan equitativo de participación entre Cajastur y CAM. Así que el órgano regulador puso una condición: que pese a esa igualdad, quedase explícito y claro quién va a liderar el proceso, para evitar de mano futuros problemas de gestión en la nueva entidad.

De ahí que se decidiera que el presidente de CAM lo sea también de la nueva entidad financiera y los de Caja Extremadura y Caja Cantabria sean los vicepresidentes primero y segundo, pero Manuel Menéndez será el único con poderes ejecutivos.

Se especula ahora con una absorción de Caja Murcia por Bancaja

VALENCIA.- Tras el SIP (Sistema Institucional de Protección) que ya lidera la Caja de Ahorros del Mediterráneo con CajaAstur, Caja Cantabria y Caja Extremadura, se especula ahora que le toca mover ficha a Bancaja y que una operación probable es la pura absorción de Caja Murcia a indicación del Banco de España ante el nerviosismo que persiste en los mercados internacionales.

En uno de sus muchos faroles, ya muy vistos, Caja Murcia dice ahora mantener abiertas, "aunque sin prisas", las conversaciones con otras entidades para hipotéticas uniones o alianzas estratégicas, tras los fracasos con CajaSur, la CAM y el SIP con las cajas del norte, del que ha sido desplazada por la astucia de Roberto López, director general de la CAM, quien por otra parte integra a los murcianos en ese SIP a través de la CAM, que ahora se lanzará a arañar cuota de mercado en la Región a costa de una desgastada Caja Murcia, que apenas conserva un tercio y perdiendo.

Según la versión oficial y conveniente, destilada por el presidente ejecutivo, Carlos Egea, no existe ninguna circunstancia que apremie a Caja Murcia a llevar a término una medida similar a la anunciada por Caja Mediterráneo, cuando lo cierto es que el Banco de España quiere cerrado el mapa de cajas en los próximos días y las mejores 'parejas' para ese baile ya están cogidas, por lo que la hipótesis de una absorción por Bancaja cobra cuerpo y eso equivale casi a una rendición sin condiciones.

Horas antes de hacerse pública la "fusión fría" de la CAM con cántabros y extremeños, un muy contrariado presidente de la Comunidad de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, fue preguntado por los recientes contactos entre CAM y Caja Murcia, y afirmaba: "Es un capítulo cerrado".

Valcárcel manifestó que el Gobierno de Murcia habría apoyado cualquier fusión que hubiese beneficiado los intereses de la Región, pero -añadió- "como esta fusión ya no se va a hacer, lo que ahora hay que hacer es trabajar para encontrar la mejor posibilidad", concluía algo resignado.

Pero es que la operación entre la CAM y Caja Murcia no gustaba a los murcianos, que veían en la CAM un monstruo difícil de digerir; ni a los alicantinos, por cuestión de sede, ni a los a valencianos por el giro hacia el sur.

También estaba Bancaja. La unión de la tercera y la cuarta caja de ahorros de España, Bancaja y CAM, hubiese dado un impresionante poder financiero a la Comunidad Valenciana, pese a las inconvenientes ciertos.

Mientras tanto, una decena de cajas de ahorro se reunían hoy en un hotel de Madrid para ver cómo podían integrarse en el SIP que ahora lidera y preside la CAM.

La intervención de CajaSur agilizará la fusión de cajas de ahorro

MADRID.- El Banco de España ha enviado con su intervención sobre la deficitaria CajaSur un mensaje claro para que ninguna de las entidades en situación de debilidad dude en fusionarse si no se quiere exponer a caer en manos de la gestión pública y de paso también ha dejado la puerta abierta a nuevos rescates bancarios.

"La actuación del Banco de España era necesaria y ha sido acertada. Envía un mensaje a las cajas que no lleguen con sus deberes hechos al 30 de junio (fecha en la que vence el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) de que se exponen a ser intervenidas.

Después del FROB, sólo hay intervención", dijo Santiago Carbó Valverde, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Granada y consultor de la Reserva Federal de Chicago.

El Banco de España tomó el sábado las riendas de Cajasur al verse comprometida la viabilidad de la entidad tras fracasar su fusión con Unicaja.

Otros analistas consideran que la actuación del Banco de España da credibilidad al mensaje del Gobierno de que quiere agilizar las fusiones en referencia al acuerdo alcanzado por el Gobierno y el PP para tener el mapa bancario español definitivo cerrado antes del 30 de junio.

En aquella reunión se acordó reformar la ley de cajas para mejorar las vías de capitalización de estas entidades y permitir una mayor profesionalización en la gestión de estas entidades.

Otras cajas que, según distintos analistas, ahora mismo se encontrarían en el punto de mira del Banco de España serían Caja Guadalajara, en proceso de fusión con la sevillana CajaSol, y la Caja de Ahorros del Mediterráneo, que tras varias fases de negociaciones con Caja Murcia, sigue de momento en solitario.

En la actualidad, más de la mitad de las 45 cajas de ahorros se encuentran en alguna fase de proceso de fusión, y el Gobierno considera que al menos una tercera parte del sector de las cajas está obligado a fusionarse.

El Gobierno creó en junio del año pasado el FROB con el objetivo de mejorar la solvencia de las entidades financieras. La Comisión Europea aprobó en enero pasado el marco general del esquema de apoyo español al sistema financiero hasta finales de junio, con la posibilidad de una ampliación.

En el mercado se considera que la Unión Europea sólo autorizaría ampliar plazos en los casos de operaciones en marcha antes de la fecha aunque no finalizadas.

A pesar de los que analistas consideraron adecuada la actuación del Banco de España, su papel también ha desatado los temores sobre posibles nuevas intervenciones en el sector financiero en un momento delicado para España en los mercados, con las primas de riesgo disparadas, que ha llevado al Gobierno a adoptar el mayor plan de ajuste de la democracia.

Carbó reconoció que los mercados podían hacer una doble lectura de la actuación de la entidad emisora y que algunas entidades se verían penalizadas en bolsa al desatarse el miedo a que "otras entidades o cajas puedan ser intervenidas o requieran de ayudas", a pesar de considerar que "el conjunto del sistema no está en peligro y se ve apoyado por estos mecanismos de actuación".

La entidad emisora aseguró el sábado que el sistema bancario no iba a ver afectado su solidez en absoluto por la intervención de la caja cordobesa al representar esta entidad apenas el 0,6 por ciento de los activos del sistema financiero doméstico.

Crédit Suisse destaca en una nota de análisis que el temor que subyace detrás de la intervención de CajaSur es que puedan seguir aflorando nuevas bolsas de morosidad y más activos problemáticos y que sean necesarias más provisiones para afrontar esta situación.

En la bolsa, las bancos españoles reflejaban estos temores y figuraban entre los más penalizados en Europa.

El primer paso del FROB será suscribir en torno a unos 500 millones de euros de capital para que CajaSur cumpla con el coeficiente de solvencia bancaria.

Los nuevos administradores de CajaSur disponen ahora de un mes para elaborar un informe sobre su situación patrimonial.

El apartado 2 del artículo 7 del FROB permite buscar la fusión con otra u otras entidades, el traspaso parcial o total del negocio a otro u otros competidores "a través de la cesión global o parcial de sus activos y pasivos mediante procedimientos que aseguran la competencia como una subasta".

El plazo máximo para realizar este proceso es de seis meses.

En el mercado se da por seguro que Unicaja podría seguir interesada en comprar activos de CajaSur teniendo en cuenta que la caja malagueña reconoce en su propia página web que "sigue abierta a cualquier solución constructiva que se le planteara respecto al futuro de Cajasur".

En este sentido, el secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, se mostró partidario de una integración con Unicaja para evitar que CajaSur fuera troceada.

"Sería muy bueno que se completase la operación de integración en Unicaja, es una operación mucho más interesante para el futuro del sistema de cajas en España", dijo Toxo en declaraciones a TVE.