martes, 18 de mayo de 2010

Escámez ya descansa junto a su esposa Aurelia tras despedirlo unos 500 paisanos de Águilas

ÁGUILAS.- El ex presidente del Banco Central Hispano, Alfonso Escámez Sanchez, marqués de Águilas, fue enterrado hoy por la tarde en el panteón familiar del cementerio municipal de Águilas, que visitaba casi a diario desde que falleció su esposa hace más de una década, tras oficiarse en la parroquia de San José un funeral de "corpore in sepulto".
Su sobrino mayor, Antonio Escámez, representó oficialmente a la familia, y fueron decenas de personas del lugar y la comarca quienes le presentaron las condolencias. Aunque nadie relevante se trasladó en esta ocasión hasta Águilas desde Madrid o Barcelona, como sucedió cuando murió su esposa en agosto de 2000.

El cadáver procedente de Madrid llegó sobre las 13 horas a un templo parroquial abarrotado de gente, hasta el medio millar de sus paisanos, y repleto de coronas de flores enviadas en cinco coches fúnebres por diversos estamentos y asociaciones de la localidad natal del ex banquero, de la que era Hijo Predilecto. También estaba una corona con la cinta de la Casa Real en su condición de noble y amigo personal.

En esta ocasión, el Gobierno regional si envió una nutrida representacion con su presidente a la cabeza, al contrario que cuando falleció su esposa, Aurelia, que sólo apareció el entonces rector de la UMU, el socialista Juan Monreal, pero ningún representante del ejecutivo murciano.

El Ayuntamiento de Águilas habia decretado, en un pleno extraordinario celebrado ayer, tres días de luto oficial, que comenzaron hoy.

(En la imagen del digital La Actualidad de Águilas, el féretro sale de la iglesia)